Qué es el ‘filibuster’ en el Senado y por qué Biden y demócratas quieren eliminarlo para leyes electorales

El presidente Joe Biden apoya a los senadores demócratas para que modifiquen la regla que permiten el obstruccionismo legislativo de los republicanos, a fin de poder aprobar la Ley de Libertad para Votar y la Ley de Avance de los Derechos de Votación

El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris en Atlanta.
El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris en Atlanta.
Foto: EPA/ERIK S. LESSER / EFE

En el Senado, si alguno de los miembros de esa cámara quiere retrasar indefinidamente la discusión de una reforma puede apegarse al llamado ‘filibuster’ o filibusterismo, el cual permite exponer argumentos durante horas y hasta días, es decir un debate “ilimitado”.

Con una minoría de apenas 50 senadores –vulnerada por el senador Joe Manchin (West Virginia)–, los demócratas buscan eliminar esa figura a fin de aprobar las leyes electorales camino al proceso de noviembre de este año.

“La tradición del Senado de debate ilimitado ha permitido el uso del filibustero… para prolongar el debate y retrasar o impedir una votación sobre un proyecto de ley, resolución, enmienda u otra cuestión debatible”, explica el Senado sobre sus reglas.

Agrega que antes de 1917, las reglas del Senado no preveían una forma de finalizar el debate, pero luego se impuso una primera en aquel año, la cual fue reemplazada por otra en 1975, a fin de que 60 votos fueran suficientes para terminar con una discusión considerada obstruccionista.

Debido a que se requiere una mayoría simple para aprobar terminar con el filibusterismo, tanto demócratas como republicanos han hecho ajustes para aprobar reformas o nominaciones sin la necesidad de los 60 votos, como lo hizo en 2017 el entonces líder de la mayoría, Mitch McConnell (Kentucky), lo que permitió a los republicanos aprobar a nominados a la Corte Suprema con menos de 60 votos.

“Hemos impulsado la Ley de Libertad para Votar y la Ley de Avance de los Derechos de Votación de John Lewis numerosas veces aquí en el pleno, solo para que los republicanos las obstruyan y eviten que la cámara tenga siquiera un debate”, acusó el actual líder de la mayoría Chuck Schumer (Nueva York).

A finales del año pasado, en efecto, los republicanos rechazaron aprobar abrir el debate de ambas reformas, pero ahora incluso el presidente Joe Biden –quien conoce bien los procesos por haber sido senador– se ha sumado a las voces para avanzar con las leyes.

El senador Manchin es el principal obstáculo para que los demócratas puedan avanzar con su plan, aunque todavía no hay claridad cómo se terminaría con el filibusterismo.

“Necesitamos algunos buenos cambios en las reglas para que el lugar funcione mejor, pero deshacerse del obstruccionismo no hace que funcione mejor”, consideró Manchin este martes.

Biden critica obstrucción del voto

Aunque ha apoyado constantemente la aprobación de las leyes electorales, este martes el presidente Biden expresó en Atlanta la necesidad de terminar con el filibusterismo.

“Hoy dejo en claro que para proteger nuestra democracia, apoyo cambiar las reglas del Senado de la manera que sea necesario para evitar que una minoría de senadores bloquee la acción sobre los derechos de voto“, dijo el presidente. “Cuando se trata de proteger el gobierno de la mayoría en Estados Unidos, la mayoría debería gobernar en el Senado de los Estados Unidos”.

Defendió su postura al considerar que ha hecho una “deliberación cuidadosa”, enfocada a defender el derecho fundamental al voto.

El presidente Biden acudió a Atlanta en compañía de la vicepresidenta Kamala Harris, quien también urgió aprobar las leyes electorales, en medio de un aumento de normas consideradas como obstruccionistas del voto en estados gobernados por republicanos.

“Las leyes contra el voto no son nuevas en nuestra nación, pero no debemos dejarnos engañar pensando que son normales. No debemos dejarnos engañar pensando que una ley que dificulta que los estudiantes voten es normal”, consideró Harris. “No debemos engañarnos al pensar que una ley que hace ilegal ayudar a un votante con una discapacidad a votar por correo es normal”´.

El presidente Biden hizo referencia a la elección del 2020 y, sin referirse a él por su nombre, habló de los intentos de su entonces opositor, el expresidente Donald Trump, de ganar la elección.

“‘Busquen los votos'”, recordó Biden que Trump ordenó. “No dijo cuenten los votos, sino busquen”.

El mandatario demócrata criticó a los republicanos y sus intenciones de restringir la votación, pero de quienes voten en su contra.

“Simplemente decidirán lo que quieren y luego lo harán. Ese es el tipo de poder que se ve en los estados totalitarios, no en las democracias”, advirtió.

La visita de Biden y Harris a Atlanta y su discurso sobre el derecho al voto ocurre antes del Día de Martin Luther King Jr.

Republicanos por la revancha

El líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell dijo que terminar con el filibusterismo iría en contra de la democracia, silenciando “millones de voces“, olvidando que él mismo se ha apegado a esa dinámica legislativa. Amagó con represalias.

“Haremos que sus voces (de los votantes de republicanos) se escuchen en esta cámara de maneras que sean más inconvenientes para la mayoría (los demócratas) y para esta Casa Blanca de lo que nadie pueda hacer memoria”, dijo.

La medida que pretenden los demócratas es considerada como “una acción nuclear”, por lo que McConnell se refirió a una era “postnuclear”.

“¿Cómo sería un Senado posnuclear? Les aseguro que no sería más eficiente ni más productivo. Yo personalmente lo garantizo”, sentenció.