Neve Campbell, de ‘Screams’, fue atacada por un oso y arrastrada por el bosque en el rodaje de una película

La actriz Neve Cambell narró esta espeluznante situación: "Me agarró de la pierna y empezó a arrastrarme por el bosque. Encima ese día mi madre estaba de visita en el set, y empezó a gritar. Todo el equipo se quedó helado porque nadie podía creer lo que estaba pasando".

Neve Campbell.
Neve Campbell.
Foto: Grosby Group

Rodar con animales o con niños es la pesadilla de todo actor y director porque ambos suelen resultar impredecibles, aunque solo los primeros pueden llegar a provocar una verdadera desgracia si no están de humor para trabajar. La actriz Neve Campbell, por ejemplo, vivió uno de los momentos más aterradores de toda su carrera cuando a los 17 años participó en una película en la que su personaje era perseguido por un oso en una parte de la historia.

En realidad, todo empezó con mal pie porque lo primero que hicieron fue entregarle una botella de Coca-Cola para se la diera de beber a su compañero de escena y se ganara su afecto. Sin embargo, lo único que consiguió fue causarle un “subidón de azúcar” muy poco recomendable.

Luego me dijeron que metiera la mano en un bote de miel y echara a correr hacia un árbol que estaba más adelante. En teoría, solía tenía que detenerme, darme la vuelta y ofrecerle la mano al oso para darle de comer. Tenía 17 años y era muy tonta, solo quería complacer a todo el mundo”, ha explicado en el programa de Kelly Clarkson.

El problema es que el oso no se detuvo como le habían prometido y se abalanzó sobre ella: “Me agarró de la pierna y empezó a arrastrarme por el bosque. Encima ese día mi madre estaba de visita en el set, y empezó a gritar. Todo el equipo se quedó helado porque nadie podía creer lo que estaba pasando“.

Al final, el entrenador del oso consiguió que la soltara tirándole piedras y la intérprete se subió a una roca para ponerse a salvo. Lo más sorprendente es que fue ella quien insistió en repetir la escena aquel mismo día porque el ataque se produjo durante los ensayos y las cámaras no lo habían registrado.