Vecindarios de mayoría hispana de NYC siguen en la cúspide de la tercera ola de contagios por COVID-19, pero la curva se está aplanando

Ya en localidades de El Bronx, el Alto Manhattan y Queens que treparon casi el 50% de la positividad, la última semana empiezan a mostrar menor número de infectados

Autoridades interpretan que el aumento exponencial de pruebas de descarte explica la tasa de infección
Autoridades interpretan que el aumento exponencial de pruebas de descarte explica la tasa de infección
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

En el mapa de la Gran Manzana, algunos vecindarios pobres y de mayorías hispanas siguen remarcados con un signo de alarma. Ante la elevada tercera ola de COVID-19, asociadas con el avance de la variante ómicron, algunas localidades del sur y el centro de El Bronx, además de Corona en Queens, continuaron esta semana en la cúspide de la tasa de contagios de toda la ciudad, pero con un descenso notable de nuevos casos, si se compara con las últimas semanas de diciembre.

Entre el 5 y 11 de enero localidades en donde la tasa de contagios llegaron casi a trepar casi el 50% de las pruebas de descarte positivas, empezaron a mostrar un descenso porcentual entre 12% y 15%.

Las cifras del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH) son muy claras: De los 15 códigos postales en donde se concentran el mayor número de nuevos contagiados, 12 se encuentran en el Condado de la Salsa.

El panorama fue calificado como “alarmante”, porque existían localidades como el eje Fordham – Kingsbridge y University Heights, en donde de 3,783 pruebas de descarte aplicadas en los primeros días de enero, 46.89% confirmaron la presencia de la infección viral.

Ahora, en los últimos siete días analizados en esos vecindarios, los números descendieron a 30.16%.

Es decir, se ha podido confirmar que se está estabilizando la curva. Por ejemplo en Morris Heights, Concourse Highbridge y Hunt Points en donde casi la mitad de los residentes que se realizaron el despitaje, estaban contagiados ahora se muestre una “mejoría” con un 29.03%

Sigue siendo alto. No hay razones para bajar la guardia. Pero sí se puede hablar de un descenso del número de casos”, dijeron a El Diario fuentes de DOHMH

Promueven más centros de test

Frente a la tendencia “sin pausas” de infecciones comprobadas, la nueva presidenta de este condado, Vanessa Gibson, debutó en el cargo promoviendo la expansión de más sitios de pruebas.

“Los promedios de positividad son alarmantes. Estamos alentando a nuestros residentes a hacerse la prueba, aunque están experimentando largas filas para acceder a los test”, indicó Gibson.

Sin embargo, estos nuevos focos expansivos del coronavirus,  que sin sorpresas aparecen luego de las vacaciones navideñas y de Año Nuevo, también vienen acompañados por un registro oficial de 12 veces más hospitalizaciones. Si se contrasta con las estadísticas oficiales de noviembre.

Antes del primero de diciembre, el promedio de reclusiones en centros de salud por cuadros agudos asociados con la infección viral, en los centros hospitalarios de El Bronx, rondaban un promedio de cinco asignaciones de camas diarias. Ahora, en los últimos registros de DOHMH, escaló la cifra de 200.

En general, las hospitalizaciones por COVID-19 en Nueva York superaron la marca de 10,000 en enero, totalizando sus niveles más altos desde principios de mayo de 2020.

Las nuevas estimaciones publicadas por los Centros para el Control de Enfermedades Infecciosas (CDC) estiman que la prevalencia regional de ómicron es tan alta como 99%.

“Alarma bajo control”

Ante la escalada de nuevos contagios la presidenta del condado de El Bronx, Vanessa Gibson, destacó ante medios locales que a pesar de las cifras que trepan muy alto, se puede tener todo “bajo control”.

“Creo que el hecho de que más personas se hagan las pruebas está aumentando los números. La alta exposición también. Mucha gente todavía no usa mascarillas. También sabemos que muchas personas no están vacunadas“, interpretó Gibson.

En los últimos días varios líderes han promovido la distribución de kits de pruebas caseros en espacios públicos.

Mientras en los cinco condados el porcentaje de ‘full’ vacunados alcanza el 73% y en Manhattan casi el 91%, en El Bronx las cifras oficiales arrojan que 67% están totalmente inmunizados.

Ante el nuevo paisaje coronavírico en una ciudad que estrena autoridades locales, el alcalde Eric Adams avizoró en una frase que: “Vamos a sobrevivir a esto”,.

En la reflexión realizada en vivo en la cadena ABC, el mandatario municipal alentó a los neoyorquinos a que “no se vean” a ellos mismos en medio de una crisis.

“Mírate a ti mismo más allá de la crisis. Esa energía negativa en nuestro país realmente está destruyendo a nuestros niños. Estamos cansados ​​de ser prisioneros de COVID-19. Así que seamos inteligentes. Hagamos el distanciamiento social, usemos nuestras máscaras. Vacúnese y tome la vacuna de refuerzo, y luego asegurémonos de hacernos la prueba”, acotó.

“Es cuestión de conciencia”

Más allá de las teorías científicas y las aproximaciones de las autoridades para interpretar el comportamiento de la nueva variante, comerciantes de sectores como Hightbridge, tienen sus propias “teorías” del repunte del virus, en un condado que ya vivió lo peor en la primavera de 2020.

Por ejemplo, la peluquera dominicana Elizabeth Colón, residente de El Bronx, cuenta que mucha gente aún con pruebas positivas siguen con sus actividades en las calles, porque lo que se observa este “tipo de virus”, no postra “casi nunca” con síntomas graves, especialmente a los vacunados.

“Vemos gente que se sintió medio enferma e igual fue a los negocios, hizo sus fiestas y en ese momento contaminaron a un gentío”, razona la inmigrante.

La también peluquera isleña, Gladys Domingo, que trabaja en un salón en la calle 161 y Grand Concourse, tiene varias anécdotas sobre esta nueva cadena elevada de contagios.

“Para el Año Nuevo habían clientas que aún sabiendo que estaban contagiadas vinieron a arreglarse. Otros que igual siguieron su vida con una prueba positiva en la mano, en vez de aislarse. Tiene mucho que ver con la conciencia de la gente. Después son los primeros que cuestionan al gobierno si cierran todo de nuevo”, comentó Gladys.

US-HEALTH-VIRUS-TEST
Largas filas para realizarse pruebas PCR y de antígenos es la constante en la ciudad de Nueva York. (Foto: AFP – Getty Images)

La pandemia, dos años después

56,4% de la población de El Bronx es de origen hispano, especialmente de República Dominicana, Puerto Rico y México. Durante la primera oleada del coronavirus en la Gran Manzana, que despertó con fuerza en marzo de 2020, en este condado murieron en los primeros tres meses pandémicos más de 3,100 personas.

Casi dos años después, el panorama luce totalmente distinto, en el distrito considerado como el más pobre de Nueva York. Ahora tiene más armas de defensa que en ese momento no existían, como las vacunas y la masificación de las pruebas de descarte. 

Aunque en la dinámica de la expansión de ómicron en este invierno, salta a la vista que el número de decesos empezó también a ascender muy levemente, si se compara con el otoño y el verano pasado, está muy lejos de la situación de calamidad cuando estalló la crisis de salud pública.

Las cifras están indicando que mientras los meses de septiembre, octubre y noviembre se ponderaron fallecimientos asociadas con complicaciones con el COVID-19, que iban de 0 a 2 diarios, solo el pasado dos de enero murieron siete residentes de El Bronx por la misma razón.

Por su parte el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York (DOHMH) cuantifica que siguen ofreciendo más escudos de protección a los residentes de este condado.

“Hemos distribuido más de 60,000 kits de prueba para el hogar a través organizaciones comunitarias. De igual forma más de 500 mil máscaras KN95 junto con los kits de prueba. Además de optimizar constantemente el servicio de los sitios itinerantes para realizar exámenes de descarte”, explicó Pedro Frisneda, portavoz de DOHMH.

Alertas en Corona y Harlem

Aunque las estadísticas ponen en el marco de la preocupación al Condado de la Salsa, hay otras dos localidades, hogar de comunidades hispanas, que siguen “pisándole los talones” en cuanto a la tasa de positividad.

En el caso del código postal 11368, perteneciente a Corona, en Queens, hace dos semanas rozaba el 44% de resultados positivos, del total de las pruebas de descarte, pero entre el 5 y 11 de enero esos números descendieron a 34%. Se trata justamente del vecindario que ya punteó el mapa como el “epicentro del epicentro” de la pandemia.

También en East Harlem, en el código postal 10029, el 40.34% de los testeados fue diagnosticado con la infección viral, ahora muestra tendencias mucho más reducidas con 27.18%

La tercera ola en barrios de mayoría hispana:

  • 125 fallecimientos vinculados con el COVID-19 en El Bronx en las últimas semanas calculadas desde el 21 de diciembre en contraste con 15 durante todo el mes de noviembre, de acuerdo con la data oficial de DOHMH.
  • 132 muertes en Queens entre el 1 de enero y el 11 de enero, seis veces más que las confirmadas entre octubre, noviembre y diciembre de 2021.
  • 286 hospitalizados por la misma razón en centros de salud de El Bronx el pasado 7 de enero, el pico más alto en meses cuando apenas se contabilizaban un promedio de 8 recluidos.
  • 214 pacientes en centros de salud de Queens, ocuparon una cama por cuadros severos asociados con el COVID-19 solamente el pasado 7 de enero, el día de más ocupación hospitalaria por esta razón, si se pondera con una tasa de 15 hospitalizados en los últimos tres meses.
  • 12 hospitalizados con cuadros severos de coronavirus el pasado 1 de diciembre lo cual significa que el promedio de reclusiones se elevó 15 veces.
  • 1,774 casos positivos de COVID-19 en 3,783 pruebas administradas en el código postal 10468 del eje Fordham – Kingsbridge – University Heights. Esto significa una tasa de contagios del 46.89% entre el 27 de diciembre y el 2 de enero. Ahora la curva se aplanó a 31%.
  • 46.43% de las pruebas administradas en el código postal 10453 que pertenece a Morris Heights – University Heights  arrojaron nuevas infecciones de coronavirus en el mismo periodo de tiempo. Ahora descendió al 30.16%
  • 2,054 infecciones confirmadas en el código postal 10452 de Concourse Highbridge de 4,459 personas testeadas. Lo que significa un nivel de positividad del 46%. Allí los casos han venido en bajada hasta alcanzar esta última semana el 29% de positividad.
  • 77 centros gratuitos de exámenes de descarte del COVID-19 en El Bronx instalados por la Ciudad, cerca de 20 promovidos la última semana, en comparación con solo dos unidades de test en mayo de 2020.

Prueba de descarte gratis:

Para ubicar los lugares donde se realizan pruebas de descarte de COVID-19 en El Bronx, administrados por la Ciudad, consulte el website: nyc.gov/covidtest