Trump y sus hijos “no están por encima de la ley”: fiscal de Nueva York reafirma que deben responder por acciones “fraudulentas y engañosas”

Según la fiscal James, "evidencia significativa" indica que la organización del ex presidente Trump "utilizó valoraciones de activos fraudulentas y engañosas en múltiples propiedades para obtener beneficios económicos, incluidos préstamos, cobertura de seguros y deducciones fiscales durante años"

Los hermanos Donald Jr. e Ivanka Trump.
Los hermanos Donald Jr. e Ivanka Trump.
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, dijo anoche que su oficina está iniciando acciones legales para “forzar” el cumplimiento de la ley por parte del ex presidente Donald Trump y sus dos hijos mayores, Donald Jr. e Ivanka.

“Nadie en este país puede elegir si la ley se aplica a ellos y cómo”, dijo James en mensajes en Twitter enviados ayer cerca de la medianoche.

Según James, “evidencia significativa” indica que la organización del ex presidente Trump “utilizó valoraciones de activos fraudulentas y engañosas en múltiples propiedades para obtener beneficios económicos, incluidos préstamos, cobertura de seguros y deducciones fiscales durante años”. Agregó que Trump y sus dos hijos mayores estaban involucrados en las transacciones cuestionables.

“No seremos disuadidos en nuestros esfuerzos por continuar esta investigación, descubrir los hechos y hacer justicia, sin importar cuántos obstáculos nos pongan el señor Trump y su familia”, afirmó James. “Nadie está por encima de la ley.”

En una moción presentada el martes, James emprendió acciones legales para “obligar” a la familia Trump a testificar como parte de una investigación en curso, según un comunicado de la Fiscalía General de NY, acotó Pix11.

La presentación indica que el polémico ex presidente Trump y sus hijos Donald Jr. e Ivanka estuvieron directamente involucrados en una o más transacciones bajo revisión y, por lo tanto, deben testificar.

A principios de este año, los abogados de los Trump presentaron una petición a la Corte Suprema de Nueva York para anular la citación o esperar a que se complete la investigación criminal, argumentado que la fiscal general James ha revelado información que debería ser confidencial sobre la indagatoria y posibles cargos criminales.