Mensaje de dos hijos de inmigrantes: si aún necesita una vacuna de refuerzo, ahora es el momento

Las inyecciones de refuerzo agregan otra capa de protección, ya que están destinadas a "aumentar" su inmunidad

Ya se han administrado más de 2.8 millones de dosis de refuerzo en la ciudad de Nueva York, y ahora es más fácil que nunca obtener su vacuna de refuerzo.
Ya se han administrado más de 2.8 millones de dosis de refuerzo en la ciudad de Nueva York, y ahora es más fácil que nunca obtener su vacuna de refuerzo.
Foto: THOMAS KIENZLE / AFP / Getty Images

Durante la pandemia de COVID-19, cientos de miles de inmigrantes en la ciudad de Nueva York han mantenido seguras a nuestras comunidades. Han servido en la “línea del frente” en nuestros hospitales, han trabajado como policías y bomberos, jornaleros, repartidores y trabajadores postales. Y cuando llegó el momento, los inmigrantes de nuestra ciudad se vacunaron para protegerse a sí mismos y a sus seres queridos.

Sabemos esto porque nosotros mismos somos de familias inmigrantes y hemos tenido muchas conversaciones con nuestros seres queridos sobre la importancia de vacunarse. Ahora, gracias a más de 6 millones de neoyorquinos que están completamente vacunados, la propagación de COVID-19 está disminuyendo cada día. Aunque estemos más optimistas que nunca sobre el futuro, nuestro trabajo no ha terminado. 

Si aún no ha recibido su vacuna de refuerzo, ahora es el momento.

Sabemos que todas las vacunas COVID-19 autorizadas son seguras y salvan vidas. Vacunarse con la primera y la segunda dosis sigue siendo lo más importante. Pero la ciencia es clara acerca de los beneficios de las vacunas de refuerzo. Las inyecciones de refuerzo agregan otra capa de protección, ya que están destinadas a “aumentar” su inmunidad. Esto es fundamental para las personas que corren mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave u hospitalización, incluidos los adultos mayores.

Los neoyorquinos de 12 años o más pueden recibir un refuerzo, pero estamos aquí para compartir algunas diferencias en la elegibilidad.

  • Solo la vacuna de Pfizer está aprobada para adolescentes de 12 a 17 años y debe administrarse 5 meses después de la segunda dosis.
  • Para adultos mayores de 18 años, los tres refuerzos están aprobados y se pueden “mezclar y combinar”.
  • Los beneficiarios de Johnson & Johnson pueden recibir un refuerzo de cualquiera de las tres vacunas autorizadas (Moderna, Pfizer o Johnson & Johnson), pero se prefieren las vacunas Moderna o Pfizer.

Ya se han administrado más de 2.8 millones de dosis de refuerzo en la ciudad de Nueva York, y ahora es más fácil que nunca obtener su vacuna de refuerzo. Los neoyorquinos pueden visitar uno de los 1,000 sitios para obtener una dosis de refuerzo: simplemente visite nyc.gov/vaccinefinder o llame al 877-VAX4NYC para conectarse. También, la Ciudad puede acudir a usted: simplemente visite nyc.gov/homevaccine para programar una dosis de refuerzo en casa.

Como miembros de la comunidad inmigrante, nosotros sabemos la preocupación que existe al compartir información personal en los sitios de vacunación. Queremos que sepa que cuando se vacune en las clínicas u hospitales públicos de la Ciudad, no tendrá que compartir información personal, como su residencia o estado migratorio. Y recuerde que las vacunas son gratuitas y no se requiere seguro médico para vacunarse.

Cuando visite las clínicas de vacunas de la Ciudad, los hospitales públicos u otros sitios en los cinco condados, encontrará enfermeras amables y miembros del personal que estarán ansiosos por responder cualquier pregunta o inquietud que tenga en su idioma.

Los últimos meses han sido un momento difícil para muchos neoyorquinos, especialmente para nuestras comunidades de inmigrantes. Queremos asegurarles a estas comunidades que la vacunación sigue siendo nuestra mejor manera de salir de esta pandemia y volver a la vida normal nuevamente. 

Le alentamos a que obtenga su primera, segunda y vacuna de refuerzo, y traiga a su familia y amigos para que hagan lo mismo, especialmente si son mayores o tienen problemas de salud crónicos. Y por último, un mensaje importante a todos los neoyorquinos inmigrantes: busquen atención sin miedo. Tu ciudad te apoya.

Dr. Dave A. Chokshi, es el Comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York. Manuel Castro, es el Comisionado de la Oficina del Alcalde para Asuntos del Inmigrante (MOIA).