Guerra en Ucrania se siente en NYC con una drástica alza en los precios de la gasolina y más inflación

El precio del galón ha subido 19 centavos en los últimos tres días en la Gran Manzana, y el anuncio de Biden sobre las importaciones de petróleo ruso proyecta una nueva escalada de todos los precios

Desde ya Fiscalía de NY exhorta a los consumidores a reportar el incremento abusivo de precios.

Desde ya Fiscalía de NY exhorta a los consumidores a reportar el incremento abusivo de precios. Crédito: Fernando Martínez | Impremedia

Apenas el presidente Joe Biden hizo oficial la prohibición de importaciones de petróleo y gas de Rusia este martes como otra sanción económica por haber invadido a Ucrania, a los pocos minutos el dominicano Juan Ramírez, quien gerencia una estación de gasolina en el calle 155 en el Alto Manhattan, recibió un correo que le indicaba un nuevo ajuste de 3 centavos en el precio del galón. 

Coincidencia o no, el inmigrante con más de 20 años en la industria de la distribución del combustible en la ciudad de Nueva York, asegura que desde que estalló el conflicto bélico en Europa del Este la frecuencia con la cual debe realizar esos cambios durante un mismo día, es mucho mayor.

“De un par de semanas para acá, hasta tres veces en un día, se recibe información del distribuidor. Me parece que independientemente de la guerra, existe algo de especulación y nerviosismo en el mercado. Antes era la pandemia, los problemas en la cadena de suministro. ¡Ahora es Rusia!”, opinó el comerciante.

La interpretación de Juan surge cuando el precio promedio de la gasolina regular sin plomo se disparó este martes a un promedio de $4.36 por galón en la ciudad de Nueva York. Aunque los precios variaban de acuerdo a los condados, con un $4.64 en Manhattan, el más alto, $4.40 en Queens, $4.38 en El Bronx, y $%4.36 en Brooklyn y Staten Island. El alza en los últimos 4 días, ha sido de por lo menos, 19 centavos. 

Hace exactamente un año, los conductores de la Gran Manzana pagaban $2.87 por galón. Sacando algunas cuentas eso significa que un tanque de 15 galones necesitaba un poco más de $42 para estar ‘full’. La diferencia ahora es notable, porque el mismo conductor necesitaría desembolsar más de $61 para llenar su tanque al precio de hoy.

“Hay gasolineras en donde inclusive las ponen hasta a $5 y $6 por galón. Todo depende. Pero todo indica que esto se seguirá disparando. Y sube la gasolina y en cadena todo sigue para arriba, como la comida”, consideró Juan.

En efecto, el presidente Biden en su alocución este martes fue enfático con el componente especulativo que podría seguir golpeando a las familias del país: “La agresión de Rusia nos está costando a todos. Y no es momento para especular o aumentar los precios. Quiero ser claro sobre lo que no toleraremos. Este es un momento en el que tenemos que hacer nuestra parte”.

El quisqueyano Juan Ramírez gerencia una estación de servicio en el Alto Manhattan y teme los efectos de la especulación y los abusos de los distribuidores del combustible. (Foto: F. Martínez)

Una guerra que castiga a los neoyorquinos

Y si de golpes al bolsillo se trata, la quisqueyana Stefanía López, quien reside en Harlem, quedó sorprendida cuando fue a suplirse de combustible, pues en comparación con el pasado jueves ya el precio había tenido una escalada de $3.59  a $4.35 por galón, en la misma estación.

“Yo que trabajo en el área de distribución de alimentos y dependo de un vehículo, esto ya empieza a tener peso. Lamentablemente no es difícil calcular que todo seguirá subiendo, los costos operativos lamentablemente terminan castigando a todos”, destacó.

Por primera vez desde el verano del 2014, el precio promedio de un galón de gasolina en la ciudad de Nueva York supera los $4, y todo indica que se encuentra en un punto en donde la escalada será mayor.

El alza del precio del combustible en la Gran Manzana refleja lo que está sucediendo en todo el país, ya que la ocupación de Ucrania por parte de Rusia, elevó los precios mundiales del petróleo que tocó los $111 por barril. 

En esta dirección, todo indica que este nuevo escenario mundial tendrá un impacto aún mayor en el índice inflacionario que ya venía ‘bombardeando’ los bolsillos de los residentes de la ciudad de Nueva York, en donde los ‘misiles’ de los aumentos de los productos básicos, las rentas inmobiliarias, la electricidad y todos los servicios en general, han pulverizado por completo los salarios de la clase trabajadora. 

En este sentido, la mexicana Lucy Cabello, trabajadora de un restaurante en el Alto Manhattan, asegura que “erróneamente muchos piensan que porque no tienen carro y andan en Subway esto no los afecta”.

“Cada semana cuando recibimos los productos básicos en el negocio, vienen remarcados con $1 o $2 dólares más, especialmente los aceites y los vegetales, vienen con precios nuevos. Y el distribuidor en la última semana dice que todos sus costos aumentaron por la locura de la gasolina”, relató.

Estefanía López trabaja en la industria de distribución de alimentos y se sorprendió este martes con los nuevos precios de la gasolina. (Foto: F. Martínez)

Fiscalía llama a neoyorquinos a denunciar abusos

En respuesta al anuncio del mandatario nacional de prohibir las importaciones de petróleo, gas natural y carbón rusos, la fiscal general del estado Letitia James, advirtió a las compañías petroleras y estaciones de servicio que la especulación de precios es ilegal y recordó a los neoyorquinos que estén alerta.

“Rusia es uno de los mayores productores de energía del mundo y, como resultado de estas sanciones, los neoyorquinos deben prepararse para continuas interrupciones del mercado, precios potencialmente inflados en las gasolineras y asegurarse de conocer sus derechos”, enfatizó James.

Legislaciones de Nueva York prohíben que los vendedores de combustible y otros bienes vitales cobren precios excesivos por fallas en el mercado, incluidas las interrupciones causadas por conflictos mundiales.

Por ello, se insta a los consumidores de Nueva York que experimenten aumentos drásticos en el precio de la gasolina, a que denuncien estos incidentes a la Oficina del Fiscal General (OAG).

“Recordamos a las empresas que el aumento de precios es ilegal y nos aseguramos de que los consumidores tomen precauciones para protegerse a sí mismos y a sus billeteras”, acotó.

La escalada viene desde 2021

Desde 1982, es decir desde hace 39 años, nunca los costos de los alimentos, el gas, la renta y otros servicios habían causado tanta presión financiera a los hogares de todo el país debido a los problemas con las cadenas de suministros y los problemas de mano de obra generados por la pandemia.

Al cierre de 2021, la inflación acumulada de los productos y servicios básicos fue del 7% en todo el país, pero esa incidencia pudo haber sido más fuerte en la Gran Manzana, en donde el único precio que se ha mantenido congelado, ha sido el de los viajes en el Subway.  

Para que los consumidores tengan una idea más clara de lo que pasó con la escalada inflacionaria en los últimos catorce meses, en el 2019 la inflación oficial ascendió a 1.4% y en 2020 apenas a 0.8%. Eso significa que el repunte de los precios, en algunos productos, pudo haber saltado tres y hasta cuatro veces.

A principios de año, cuando ni siquiera estaba en el escenario una posibilidad bélica, los expertos económicos y el propio Gobierno federal pronosticaban “algunos meses difíciles” por delante con la inflación. 

Josefina Vera caminaba por el Alto Manhattan buscando mejores precios. (Foto: F. Martínez)

Precio de la gasolina acelerará la inflación

Ahora, todos los pronósticos se dirigen a una angustiante nueva variable, que en la voz del mismo presidente Biden pondrá un potente acelerador a los precios cuando se anuncia el bloqueo a la importaciones petroleras de Rusia: “La decisión de hoy tiene un costo aquí en casa. La guerra de Putin ya está afectando a las familias estadounidenses en el surtidor de gasolina. Desde que Putin comenzó su avance militar en Ucrania, el precio de la gasolina en Estados Unidos subió un 75 centavos. Con esta acción va a aumentar más”.

En general, los precios de la gasolina ya estaban pisando alto desde enero y febrero, antes de la invasión, ya que los proveedores de petróleo luchaban por mantenerse al día con la creciente demanda de los consumidores y las empresas que se recuperaban de las interrupciones causadas por la elevada ola de la variante ómicron de COVID-19.

En las calles de la Gran Manzana, particularmente en los vecindarios en donde vive la clase trabajadora, la presión de los altos costos que se inició el año pasado, sigue causando estragos y preocupaciones ante un futuro inmediato que luce más complicado.

Por ejemplo, la ama de casa Josefina Vera caminaba este martes por varios supermercados de la avenida Broadway, entre las calles 150 y 160, comparando precios.

“Fíjate el precio de las naranjas. En una misma calle pueden estar en una tienda en $1 y en otra $2. Ahora uno tiene que caminar un poco más. Especialmente este año todo se ha disparado de una forma insólita. Ahora con la guerra todo será incomparable. Ni hablar de la carne. ¡Es horrible!”, reaccionó.

Entre tanto, el dominicano José Santos buscaba verduras en su supermercado en el Alto Manhattan para realizar un sancocho (sopa tradicional dominicana) y quedó desconcertado cuando vio el aumento de las verduras como el ñame blanco.

“Ya los precios iban pa’ arriba sin pausa. Ahora con los efectos de la guerra en la gasolina será peor. ¿Tu sabes qué significa que se tenga que pagar $5 dólares por dos aguacates chiquiticos? Y así es todo”, concluyó.

El isleño José Santos quedó sorprendido con los precios de las verduras esta semana. (Foto: F. Martínez)

¿Cómo denunciar abusos en los precios de la gasolina?

Al informar sobre aumentos de precios a la Oficina de la Fiscalía de Nueva York (OAG), los consumidores deben hacer un reporte en el web site: formsnym.ag.ny.gov

  • Detallar los precios aumentados específicos, las fechas y los lugares en los que vieron los precios aumentados y los tipos de combustible que se venden.
  • Proporcionar copias de sus recibos de venta y fotos de los precios anunciados, si están disponibles.
  • Se recomienda solo comprar solo la cantidad de combustible que necesite y no abastecerse por temor a una posible escasez en el futuro.

Aumentos sin freno en NYC:

  • $4.64 fue el precio promedio del galón de gasolina regular en las estaciones de servicio de Manhattan este martes de acuerdo con las ponderaciones de la plataforma AAA Gas Price.
  • $4.38 el mismo producto combustible en El Bronx, $4.38, en Queens se elevó a $4.40 y en Brooklyn y Staten Island a $4.,36.
  • 10% ha sido la tasa de incremento de la gasolina desde el pasado viernes.
  • 2008 fue la última vez que los consumidores neoyorquinos se enfrentaron a un período de fuertes aumentos de precios para llenar sus tanques, cuando la economía mundial se vino abajo durante la crisis financiera de 2008, cuando el precio se elevó a $5.37.
  • 49.6% fue el alza promedio en todo el país de los precios de la gasolina el año pasado.
  • 6.3% fue el aumento de la electricidad y 24.1% el gas.
  • 6.3% el incremento de los productos de la cesta básica alimentaria, en el promedio nacional, aunque se pondera que en NY fue muy superior.

En esta nota

Inflación precios de gasolina

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain