Mets de Nueva York completan su rotación tras adquirir a Chris Bassitt desde los Atléticos de Oakland

Los Mets de Nueva York hicieron su primer gran movimiento tras finalizar el cierre patronal, adquiriendo al lanzador derecho Chris Bassitt desde los Atléticos de Oakland, a cambio de dos prospectos, y ya pueden dar por completada su rotación

Chris Bassitt llega a los Mets de Nueva York para vivir su primera experiencia en la Liga Nacional.
Chris Bassitt llega a los Mets de Nueva York para vivir su primera experiencia en la Liga Nacional.
Foto: Lachlan Cunningham / Getty Images

Los Mets de Nueva York comenzaron a moverse esta temporada baja y han adquirido al lanzador derecho Chris Bassitt proveniente de los Atléticos de Oakland y han entregado a cambio a los prospectos y pitchers derechos Adam Oller y JT Ginn, así lo anunció la propia organización.

Con la llegada de Bassitt, los Mets pueden dar por completa su rotación de abridores para la temporada 2022, puesto que ya cuentan con Jacob deGrom, Max Scherzer (quien fue anunciado antes del cierre patronal), el venezolano Carlos Carrasco y Taijuan Walker, todos lanzadores consagrados en MLB.

El nuevo pitcher derecho del equipo neoyorquino había estado toda su carrera en la Liga Americana, una campaña con los Medias Blancas de Chicago y seis con Oakland, siendo candidato al premio Cy Young en las últimas dos.

Durante el 2021 Chris Bassitt realizó 27 aperturas con los Atléticos, exhibiendo una efectividad de 3.15 con récord de 12-4 luego de trabajar por espacio de 157.1 innings en los que ponchó a 159 oponentes y dejó un WHIP de 1.055.

En la que será su primera experiencia en la Liga Nacional, se espera que el lanzador de 32 años sea el tercer abridor de la rotación detrás de deGrom y Scherzer. A su vez, el equipo desea que pueda tener una temporada parecida o mejor a la anterior puesto que la meta es ganar la Serie Mundial.

Lea también:
Inesperado: Dos prospectos de los Yankees se retiran a los 24 años
MLB: Llegada del bateador designado universal aumenta las expectativas de la agencia libre