El heredero de JJ Barea ya fue reclutado por Carlos Arroyo: el NBA José Alvarado se unirá a la selección de baloncesto de Puerto Rico

Puerto Rico finalmente ha encontrado al heredero del histórico José Juan Barea: Carlos Arroyo, exNBA y actual gerente general del equipo nacional, reclutó a José Alvarado, base de 24 años que debutó esta temporada en la NBA y ya firmó un contrato multianual con los New Orleans Pelicans

Alvarado firmó un contrato de cuatro años con los New Orleans Pelicans.
Alvarado firmó un contrato de cuatro años con los New Orleans Pelicans.
Foto: Sean Gardner / Getty Images

El jugador de los New Orleans Pelicans de la NBA y de ascendencia boricua José Alvarado debutará con la Selección de Puerto Rico en la próxima ventana clasificatoria de la FIBA que se celebrará este verano en la isla caribeña.

Estoy súper emocionado de pertenecer al equipo nacional de Puerto Rico. Muchas gracias a Carlos Arroyo y a todo el equipo de trabajo de la Federación de Baloncesto por esta gran oportunidad de poder representar a mi gente. ¡Boricua, baby! ‘Let’s have some fun’ -vamos a divertirnos-“, expresó Alvarado en un comunicado.

Por su parte, el gerente general del equipo nacional, Carlos Arroyo, mencionó que es un placer dar la bienvenida a José Alvarado a la escuadra puertorriqueña.

Estamos todos bien orgullosos de lo que ha podido lograr en su corta carrera en la NBA. Su interés es genuino y tiene un gran deseo de representar a su cultura. José es un líder nato. Estoy seguro de que su energía y competitividad impactará a nuestro equipo de manera positiva“, destacó Arroyo.

Alvarado, un armador de 24 años y 6 pies (1,82 metros) de estatura, recientemente llegó a un acuerdo de cuatro años con los Pelícanos de Nueva Orleans, equipo que venció el pasado miércoles a los Spurs de San Antonio en su primer partido del “play-in”.

En New Orleans ya es un consentido.

Los Pelicans se enfrentarán este viernes a los Clippers de Los Ángeles para decidir quién se queda con la última plaza de los “playoffs” de la Conferencia Oeste.

“Mi meta es lograr tener un grupo que pueda jugar juntos y se desarrollen a la vez. Sé que eso es una meta ambiciosa, pero trataremos de formar una estructura donde el proceso de adaptación no interrumpa nuestro éxito en cancha”, subrayó Arroyo.

Tuve excelentes conversaciones con su equipo de Nueva Orleans y están más que contentos y a favor de que José continúe su desarrollo jugando por Puerto Rico“, concluyó.

La próxima ventana se jugará el 1 y 4 de julio en el Coliseo Roberto Clemente, de San Juan, frente a Estados Unidos y México.