Así es cómo arqueólogos detectan “barcos-tumbas” enterrados de la era vikinga

No sorprende que los vikingos usaran sus barcos como tumbas, ya que gran parte de sus vidas giraban en torno al agua; ahora los arqueólogos usan una técnica para encontrar dichas embarcaciones

Representación de barco vikingo en California.
Representación de barco vikingo en California.
Foto: Joe Scarnici / Getty Images

Para los vikingos, gran parte de la vida giraba en torno al agua, como sus invasiones, su comercio e incluso sus prácticas funerarias, por lo que entonces, no sorprende que usaran sus barcos como tumbas

Los arqueólogos llaman a estos sitios funerarios tumbas de barcos o entierros de barcos. Estas estructuras son raras porque solo los individuos que tenían un alto estatus en la sociedad vikinga solían ser enterrados así.

Recientemente, arqueólogos del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU) identificaron una tumba de barco en Kvinesdal, Noruega. 

El estudio arqueológico que reveló la tumba del barco se realizó utilizando GPR (radar de penetración en el suelo) motorizado de alta resolución , una técnica que implica el uso de pulsos de radar para obtener imágenes e investigar estructuras subterráneas que se encuentran relativamente cerca de la superficie (unos pocos metros).

Barco de la era vikinga encontrado con geo-radar, en Øyesletta en Kvinesdal; mide entre 8 y 9 metros (29 pies) y contenía túmulos funerarios. (Foto: Jani Causevic, NIKU)

Los investigadores le dieron un buen uso al GPR, identificando varias características de interés en Kvinesdal. Kvinesdal ya es popular entre los arqueólogos como uno de los sitios funerarios más grandes de la Edad del Hierro en el sur de Noruega, pero sorprendentemente, es el primer descubrimiento de tumbas de barcos en el área. 

La tumba del barco se encontró a una profundidad de unos nueve metros en el suelo (29 pies), y durante la inspección también se descubrieron muchos otros túmulos funerarios. Los investigadores confían en que su estudio del sitio de entierro recientemente descubierto en Kvinesdal probablemente revele más secretos sobre el estilo de vida de las personas de alto estatus durante la era vikinga (790 – 1066 d. C.).

Esta no es la primera vez que los arqueólogos se encuentran con emocionantes cementerios de la era vikinga en el sur de Noruega. También en 2018 y 2019, un equipo diferente de investigadores de NIKU realizó búsquedas GPR en Gjellestad

Durante una de esas búsquedas, los investigadores detectaron diez túmulos funerarios (nueve circulares y uno ovalado), incluida una gran tumba de barco. El barco vikingo descubierto en Gjellestad tenía unos 58 pies de largo y 20 pies de ancho, y estaba enterrado a un metro bajo tierra.

El arqueólogo de NIKU, Jani Causevic, que descubrió la tumba del barco en Kvinesdal utilizando GPR, está entusiasmado con la forma en que la tecnología permite a los investigadores descubrir más y más sitios de entierro antiguos. En una entrevista con HeritageDaily, Causevic comentó:

“Esto es increíblemente emocionante. Tanto para encontrar tal descubrimiento, como para ver cómo el uso del geo.radar nos brinda la oportunidad de explorar y documentar la historia”

La encuesta GPR en Kvinesdal se realizó como parte de Arkeologi på nye veier (Arqueología en Nuevas Carreteras), un proyecto de investigación respaldado por el museo Kulturhistorisk, la empresa noruega de construcción de carreteras Nye Veier, el municipio del condado de Agder y la Junta Nacional del Patrimonio. El próximo objetivo del equipo de arqueología de NIKU es descubrir cómo el barco y otros bienes funerarios lograron permanecer preservados durante miles de años.


También lee:
· Por qué los vikingos no eran realmente como muchos los imaginamos
· ¿Cristóbal Colón o los vikingos? Estudio revela quién llegó primero a América
· El té alucinógeno que pudo haber sido “el arma secreta de los vikingos”