Trump y sus hijos pierden batalla en tribunal y deberán testificar ante fiscalía de Nueva York por investigación sobre fraude

El expresidente Donald Trump y sus hijos mayores perdieron una nueva batalla legal y deberán rendir testimonio ante la Fiscalía General de Nueva York; la decisión del tribunal de apelaciones en Manhattan es un triunfo importante para la fiscal Leticia James sobre la investigación que inició en 2019

El expresidente Trump deberá rendir testimonio ante la Fiscalía General de Nueva York.
El expresidente Trump deberá rendir testimonio ante la Fiscalía General de Nueva York.
Foto: Brandon Bell / Getty Images

El expresidente Donald Trump y sus hijos Ivanka y Donald Jr. perdieron una batalla más en tribunales de Nueva York, luego de que una corte de apelaciones determinara que deberán rendir testimonio ante la Fiscalía General del estado como parte de la investigación de fraude de la Organización Trump.

El tribunal confirmó una decisión de una corte menor, la cual ordenó al exmandatario atender la citación de la oficina de la fiscal general Letitia James.

“[El tribunal] rechazó correctamente los argumentos de los apelantes de que las citaciones emitidas por la Fiscalía General deberían anularse”, indica la decisión.

Uno de los argumentos de la defensa de los Trump es que la Fiscalía en Nueva York podría utilizar información para una investigación criminal, dado que la actual es civil, pero el tribunal de apelaciones indicó que ambos procesos son independientes.

En una decisión previa, un juez dijo a la defensa de los Trump que sus clientes podrían apegarse a la Quinta Enmienda al momento de rendir el testimonio.

La fiscal James celebró la decisión del tribunal de apelaciones, aunque el expresidente Trump todavía podría presentar una apelación adicional.

“Una vez más, una corte falló a nuestro favor y ordenó que Donald Trump, Donald Trump Jr. e Ivanka Trump comparezcan ante mi oficina para rendir testimonio bajo juramento“, indicó la fiscal. “Nuestra investigación continuará sin cambio, porque nadie está por encima de la ley”.

Esta decisión es un nuevo revés a los Trump, luego de que el juez de Manhattan, Arthur Engoron, ordenara al expresidente entregar documentos solicitados por la fiscalía, pero al negarse fue castigado con el pago de $10,000 dólares por cada día que no cumpliera la decisión, al tiempo que fue declarado en desacato.

Tras apelar esa orden, el juez accedió retirar la decisión sobre desacato, pero mantuvo la sanción económica sobre la entrega de documentos solicitados por la fiscalía.

Esta investigación inició en 2019 sobre presuntas modificaciones a los valores de inmuebles de la Organización Trump, lo cual permitió a la empresa y al exmandatario obtener beneficios económicos, incluso mejores condiciones crediticias y de seguros.

La fiscal James ya ha ganado otra batalla legal similar contra los Trump, luego de que un tribunal obligara a Eric Trump rendir testimonio.

Hasta el momento, las autoridades han recibido unos 900,000 documentos por parte de la Organización Trump, pero solamente 10 provienen de los archivos personales o que el expresidente tiene bajo custodia, por lo que deberá entregar incluso notas escritas a mano relacionadas con el caso.