“Home attendant” en Ohio usó más de $50,000 de tarjeta de crédito de anciano que cuidaba y luego lo envenenó con opioides

Mallory Giles, de 34, alegadamente utilizó el dinero electrónico de la víctima, que se supone cuidara en un condominio en Sandusky, para comprar desde ropa hasta muebles y decoración para su casa

Ancianos en un centro de cuido en Francia.
Ancianos en un centro de cuido en Francia.
Foto: THIBAUD MORITZ / AFP / Getty Images

Una mujer que se supone cuidara a un anciano de 93 años en su hogar enfrenta cargos de intento de asesinato por envenenarlo luego de que le robara más de $50,000 de sus tarjetas de crédito.

Mallory Giles, de 34, alegadamente utilizó el dinero electrónico de la víctima, que se supone cuidara en un condominio en Sandusky, para comprar desde ropa hasta muebles.

Videos de cámaras corporales de la Policía muestran la entrevista que se le realizó a la sospechosa sobre las compras que habría realizado con supuestas tarjetas de crédito del anciano.

Yo no sé por qué lo hice“, responde la mujer a las indagatorias de los agentes.

Un detective replica: “Yo tampoco sé”.

“Tú básicamente equipaste toda tu casa con todas estas tarjetas de crédito”, indica uno de los agentes.

El teniente Scott Dahlgren dijo a FOX 8 dijo que el hombre habría autorizado a Giles a usar las tarjetas para gastos necesarios. Sin embargo, la cuidadora se aprovechó de la confianza de este y comenzó a malversar el dinero.

“El tenía las tarjetas de crédito que dejó que la cuidadora las usara para hacer ciertas compras que él necesitaba, para asegurarse de que las cosas se cumplieran para él. Sin embargo, en un punto, ella empezó a aprovecharse de eso y a comprar cosas para ella“, declaró Dahlgren.

Fue la hija del anciano que detectó las compras no autorizadas en la cuenta de su padre y contactó a la Policía.

Dahlgren añadió: “Nosotros creemos que se incluyeron zapatos (en las compras), ropa, muebles para la residencia, decoración de pared, artículos para el cuidado del césped exterior”.

Mientras la Policía investigaba estas alegaciones, el anciano tuvo que ser trasladado de emergencia al hospital por una sobredosis de drogas.

Aparentemente, Giles lo envenenó con una mezcla de opioides y la medicación que tomaba diariamente la víctima.

El hombre tuvo que ser reanimado con Narcan, medicamento recetado que revierte una sobredosis de opioides.

Te puede interesar:

Dominicana confió cuidado de su madre ciega a “home attendant” en El Bronx; cámara de seguridad revela torturas a anciana