Dos jóvenes deportistas baleados dentro de un taxi en Nueva York: violencia sin freno

Dos jóvenes deportistas fueron alcanzados por "balas perdidas" dentro de un taxi en Midtown West. Al parecer el objetivo de los pistoleros era robar a unos transeúntes con joyas

Penn Station, en Manhattan, NYC.
Penn Station, en Manhattan, NYC.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

Dos jóvenes que disfrutaban de una salida nocturna en el verano Nueva York se convirtieron en blanco de disparos, cuando fueron alcanzados por balas mientras estaban sentados en un taxi la madrugada del sábado, en Midtown West.

El par estaba con un grupo de amigos, todos jugadores de rugby, a bordo de un taxi que se dirigió de Brooklyn a Manhattan, cuando fueron alcanzados por aparentes balas perdidas alrededor de las 3:50 a.m., dijeron las fuentes.

“No pareces estar a salvo en ningún lado”

Alexander Franklyn, padre de una de las víctimas

Las balas volaron mientras el taxi conducía por West 36th Street entre las avenidas 8va y 9na, cerca de Penn Station, en Manhattan. Los investigadores creen que tres pistoleros apuntaban a una pareja que lucía muchas joyas afuera de la tienda, dijeron las fuentes.

La policía recuperó tres casquillos de bala. “Se está saliendo de control”, dijo al New York Post Alexander Franklyn de Staten Island, cuyo hijo Nicalus (24) fue uno de los heridos, al recibir un balazo en el brazo. “No pareces estar a salvo en ningún lado”.

Detalló que su hijo, trabajador social y jugador de rugby, estaba en el asiento trasero del taxi y que la bala le destrozó un hueso del brazo. Iba a ser operado en el Hospital Bellevue el sábado por la tarde y no estaba claro si podría retomar sus prácticas deportivas.

Su amigo Samy Shelbaya, de 22 años, fue rozado en el brazo por otra bala. Una página de Instagram lo identifica como un estudiante de medicina que jugó rugby en la Universidad Estatal de Michigan.

La Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) dijo que estaba investigando el tiroteo pero que no daría a conocer información sobre quién era el dueño del taxi.

Una residente del vecindario que se identificó sólo como Jazzy dijo que salió con amigos y se encontró con la escena del crimen el sábado. “La violencia es abrumadora. La violencia está totalmente fuera de control. En un momento podemos atribuirlo a las drogas. Ahora es una violencia inexplicable”, comentó.

No se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.