Dos tiburones más avistados en playa de Queens, Nueva York

Aunque los ataques de tiburones a humanos son muy raros, se han reportado varios avistamientos y hasta mordidas a bañistas este verano en Queens y Long Island

Rockaway Beach. Queens, NYC.
Rockaway Beach. Queens, NYC.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Dos tiburones en aguas de Rockaway Beach en Queens se sumaron el lunes a la larga lista de avistamientos de escualos este verano en NYC y sus alrededores.

“Da miedo, nunca antes había oído hablar de tiburones aquí”, dijo un bañista a ABC News. La semana pasada, imágenes de drones capturadas el miércoles mostraron a un tiburón alimentándose de peces bunker a 150 pies de la costa frente a Beach 73rd Street, en sólo uno de los 15 avistamientos de escualos capturados en video ese mismo día.

Para quienes planean dirigirse a las playas en la zona, también ha habido una severa advertencia de los salvavidas en medio de un aumento de fuertes corrientes de resaca.

Los ataques de tiburones han sido extremadamente frecuentes este verano, con múltiples incidentes en todo el mundo y una presencia creciente en las aguas de Nueva York.

Hace tres semanas, el cuerpo de lo que se cree era un “gran tiburón blanco juvenil” llegó a la playa de Quogue Village en Long Island (NY). Las autoridades dijeron que se lo llevó el mar antes de que pudieran asegurarlo, pero sí quedó evidencia gráfica publicada en Facebook por la policía local.

El día antes, también en el condado Suffolk, un surfista de 16 años fue mordido por un escualo en las aguas de Kismet Beach en Fire Island. La mordedura fue menor y la víctima pudo salir del agua caminando. La policía fue a buscar al tiburón, pero las aguas turbias les impidieron encontrarlo, informó Fox News.

Horas antes, un tiburón había sido captado saltando como delfín cerca de Rockaway Beach (NYC). En la víspera, la gobernadora Kathy Hochul había anunciado que las agencias estatales aumentarían las patrullas y el monitoreo de tiburones en Long Island después de una ola de avistamientos y ataques en la costa sur.

Aunque los ataques de tiburones a humanos son muy raros, se han reportado varios casos este verano en Nueva York. “Estamos viendo muchos más tiburones en nuestras aguas porque el ecosistema es muy saludable”, dijo a principios de julio Frank Quevedo, director ejecutivo del Centro de la Naturaleza y el Museo de Historia Natural de South Fork. “Sin tiburones en nuestras aguas el ecosistema colapsará”.

Su organización estudia los tiburones en Long Island, incluyendo el caso del escualo reportado muerto el 20 de julio.