Qué hacer para que la comida sepa bien sin agregar sal

Reducir el consumo de sal es una forma de cuidar tu corazón. Compartimos cómo hacer para que la comida sepa bien sin agregar sal. Con el tiempo el gusto se acostumbra a la falta de sal y disfruta los otros sabores de la comida

El ajo, la cebolla, la pimienta y el orégano son hierbas y especias ideales para condimentar el cerdo.
El ajo, la cebolla, la pimienta y el orégano son hierbas y especias ideales para condimentar el cerdo.
Foto: Brent Hofacker / Shutterstock

El alto consumo de sal puede tener efectos negativos en el cuerpo. Agregar sal a los alimentos podría significar dos años menos de vida, según un estudio reciente. Los expertos en salud comparten qué hacer para que la comida sepa bien sin agregar sal.

Consumir mucho sodio puede provocar hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. También puede provocar pérdidas de calcio y afectar la salud ósea.

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) indica que reducir la ingesta de sodio puede mejorar significativamente la presión arterial y la salud del corazón.

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre recomienda que cada día se disminuya un poco de sal que se usa. Con el tiempo el sentido del gusto se acostumbra y se comienza a disfrutar los otros sabores de la comida.

Cómo hacer para que la comida sepa bien sin agregar sal

Medline señala que el aceite de sésamo tostado agrega un sabor salado sin sal añadida.

Agrega un chorrito de limón y otras frutas cítricas, o vino, a las sopas y otros platos.

Experimenta con diferentes tipos de vinagres (vino blanco y tinto, vino de arroz, balsámico y otros). Para obtener el mayor sabor, agrega este ingrediente al final del tiempo de cocción.

Prueba diferentes tipos de pimiento, incluidos el negro, el blanco, el verde y el rojo.

Prueba con una variedad de hierbas y especias

Zanahorias: canela, clavo, eneldo, jengibre, mejorana, nuez moscada, romero, salvia

Maíz: comino, curry en polvo, paprika, perejil

Judías verdes: eneldo, jugo de limón, mejorana, orégano, estragón, tomillo

Tomates: albahaca, laurel, eneldo, mejorana, cebolla, orégano, perejil, pimienta

Pescado: curry en polvo, eneldo, mostaza seca, jugo de limón, paprika, pimienta

Pollo: condimento para aves, romero, salvia, estragón, tomillo

Cerdo: ajo, cebolla, salvia, pimienta, orégano

Carne de res: mejorana, nuez moscada, salvia, tomillo

La AHA señala que el cuerpo necesita solo una pequeña cantidad de sodio (menos de 500 miligramos por día) para funcionar correctamente. La cantidad en menos de ¼ de cucharadita de sal. Sin embargo, la mayoría de las personas comen alrededor de 3400 mg de sodio al día.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los adultos consuman menos de 2 g de sodio al día equivalentes a 5 g de sal por día.

La AHA indica que se estima que, si la población de Estados Unidos redujera su consumo de sodio a 1500 mg al día, la presión arterial general podría disminuir en un 25.6 %. En media cucharadita de sal hay 1,150 mg de sodio.

Te puede interesar:
Razones para comprar la sandía más fea
Cómo agregar a los huevos revueltos un sabor umami fácilmente
Cómo usar el vinagre para que las papas cocidas mantengan su forma y textura