Más estadounidenses se suman a la fuerza laboral pero sin salarios dignos, revela estudio

Un estudio laboral encontró que más estadounidenses se han unido a la fuerza laboral, pero muchos no han podido encontrar trabajos con salarios dignos; el “desempleo funcional” se ha incrementado en los trabajadores afroamericanos

El "desempleo funcional" es mayor para los trabajadores afroamericanos.
El "desempleo funcional" es mayor para los trabajadores afroamericanos.
Foto: Shutterstock

Un análisis realizado por Ludwig Instituto para la Prosperidad Económica Compartida (LISEP), encontró que la fuerza laboral estadounidense creció de julio a agosto, pero muchos de esos trabajadores descubrieron que no podían obtener un trabajo de tiempo completo que pagara un salario digno.

En su Tasa Verdadera de Desempleo (TRU) mensual de agosto, LISEP informó que el 22.5% de los trabajadores estadounidenses ahora están clasificados como “funcionalmente desempleados”, definidos como desempleados aquellos que buscan pero no pueden conseguir un empleo a tiempo completo, incluso si quiere trabajar a tiempo completo y/o no puede ganar por encima de la línea de pobreza después de ajustar por inflación.

“Es positivo que los trabajadores previamente desalentados se reincorporen a la fuerza laboral, pero desafortunadamente, su regreso a la fuerza laboral, en muchos casos, no es un retorno al empleo de salario digno a tiempo completo“, dijo el fundador y presidente de LISEP, Gene Ludwig.

El desafío para los formuladores de políticas es continuar alentando el crecimiento positivo en las oportunidades de empleo, pero hacerlo de una manera que proporcione un crecimiento en los empleos con salarios dignos para todos los estadounidenses que lo deseen“, agregó Ludwig.

Demográficamente, los trabajadores afroamericanos vieron el mayor salto en TRU, aumentando en 0.6 puntos porcentuales, del 25.8% al 26.4%. Esto indica que un mayor porcentaje de trabajadores afroamericanos están clasificados como desempleados funcionales.

Los trabajadores hispanos no vieron cambios en la TRU, manteniéndose estable en un 26.3%, mientras que los trabajadores blancos siguieron la TRU general y aumentaron 0.2 puntos porcentuales, hasta el 20.7%. La TRU masculina aumentó un punto porcentual completo, del 17.5% al 18.5%, mientras que las mujeres cayeron medio punto porcentual, del 27.5 % al 27%.

Las oportunidades laborales con salarios dignos continúan siendo un problema para los trabajadores que solo tienen un diploma de escuela secundaria, y la TRU para este grupo aumentó 2.5 puntos porcentuales, del 24.5% al 27%. Asimismo, los que no tienen un título de secundaria vieron aumentar su TRU, de 47.3% a 47.6%. La TRU para los trabajadores con alguna educación universitaria (pero sin título universitario) disminuyó, del 25.6% al 23.7%.

Sabemos que el costo de vida sigue siendo un problema para los estadounidenses de ingresos bajos y medianos, ya que la inflación continúa erosionando la capacidad de estos trabajadores para mantener incluso un nivel de vida básico. En ese sentido, estoy un poco aliviado porque no hubo un aumento mayor en la TRU general”, explicó Ludwig. “Pero al mismo tiempo, estamos presenciando una disminución alarmante en las oportunidades de algunos trabajadores de minorías para ganar un salario digno, lo que sin duda es motivo de preocupación. El resultado final: podemos hacerlo mejor”.

También te puede interesar:
Perspectivas de empleo en EE.UU. lucen sólidas para cuarto trimestre de 2022: Manpower Group
Los trabajos para los que no hay casi candidatos en EE.UU. (y no es solo por la pandemia)
Cómo están haciendo los bancos en EE.UU. para contratar y retener talento