BLS reporta que inflación interanual de agosto retrocede a 8.3%, ayuda caída en precio de gasolina

La Oficina de Estadísticas Laborales reportó que el Índice de Precios al Consumidor subió 0.1% en agosto en un base desestacionalizada después de haber permanecido sin cambios en julio; en los últimos 12 meses, el IPC aumentó 8.3% por ciento antes del ajuste estacional

La inflación está pesando en la economía de las familias estadounidenses y el dinero cada vez compra menos artículos.
La inflación está pesando en la economía de las familias estadounidenses y el dinero cada vez compra menos artículos.
Foto: Shutterstock

El Índice de Precios al Consumidor subió 0.1% en agosto en un base desestacionalizada después de haber permanecido sin cambios en julio, reportó la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

En los últimos 12 meses, el índice de todos los artículos aumentó 8.3% por ciento antes del ajuste estacional.

Los aumentos en los índices de vivienda, alimentación y atención médica fueron los mayores para los contribuyentes en agosto. Estos incrementos fueron en su mayoría compensado por una disminución del 10.6 por ciento en el índice de gasolina.

Las expectativas de inflación de los consumidores estadounidenses cayeron aún más en agosto, debido a que los precios de la gasolina extendieron su descenso desde el máximo histórico de junio, un hecho que será bien recibido por la Reserva Federal que analiza el aumento de las tasas de interés la próxima semana.

Los precios en Estados Unidos han aumentado desde el año pasado y han crecido más rápido que cualquier otro país del Grupo de los Siete (G7) de economías más desarrolladas, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Muchos de los factores que impulsaron la inflación desde el año pasado se debieron a las interrupciones en la cadena de suministros por la pandemia de Covid-19 y el aumento en los precios de los alimentos por cosechas afectadas por tormentas severas y sequías.

Por otra parte, el Gobierno de los Estados Unidos entregó a la población y a las empresas cheques de estímulo para protegerlos de la crisis económica provocada por la pandemia, lo que impulsó la demanda de productos.

En este año el aumento al petróleo por la guerra de Rusia contra Ucrania provocó un alza importante en la gasolina que repercutió en aumentos en los precios de los productos y su transportación.

La suma de todos esos factores ha llevado a una alta inflación, no vista en Estados Unidos en cuarenta años y hoy la Reserva Federal está tratando de desacelerar con alzas en las tasas de interés para frenar la economía y desalentar el consumo.

En 2022 la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. ha reportado que la inflación interanual ha tenido importantes aumentos durante todo el año:

Julio: 8.5%
Junio: 9.1%
Mayo: 8.6%
– Abril: 8.3%
Marzo: 8.5%
– Febrero: 7.9%
– Enero: 7.5%

También te puede interesar:
Inflación en EE.UU. se redujo levemente en julio, pero sigue afectando la economía de los consumidores, señala analista económico
Nada detiene la inflación en EE.UU.: sube 1.3% en junio y la interanual llega a 9.1%, nuevo récord hostórico en 40 años
La inflación encabeza lista de preocupaciones en 3 de cada 4 mujeres en EE.UU.