Revelan base de datos de actos de mala conducta de policías del NYPD y guardianes de cárceles

La asociación Legal Aid presentó la nueva herramienta, que contiene más de 450,000 registros sobre acciones erróneas y abusivas de oficiales de la Uniformada y de prisiones, actos que denuncian se han tratado de mantener ocultos

La base de datos de Legal Aid presenta información sobre oficiales del NYPD envueltos en acciones de mala conducta
La base de datos de Legal Aid presenta información sobre oficiales del NYPD envueltos en acciones de mala conducta
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Por años uno de los principales clamores de organizaciones comunitarias y civiles, al igual que defensores de víctimas de abusos de la policía, han exigido que en un acto de transparencia se revelen de manera pública los nombres de los agentes del NYPD que han incurrido en actos de mala conducta, y ahora existe una base de datos disponible para que cualquier persona tenga acceso a esa información.

La recolección de dicha información fue obra de la organización Legal Aid, que a través de derechos de petición (FOIL), descubrimientos en casos penales y otros recursos, logró crear la base de datos, que contiene más de 450,000 registros, y que en el 2018 probó con la base CAPstat.

Así lo reveló este lunes la asociación de defensa legal, tras presentar, según dijeron, “la base de datos más completa sobre registros de mala conducta policial en laciudad de Nueva York”, llamada “Búsqueda de acciones de aplicación de la ley” o “LELU”.

Legal Aid aseguró que espera que estos datos empoderen a los grupos de defensa, periodistas, abogados de derechos civiles y al público en general para investigar los registros de los oficiales del Departamento de Policía de Nueva York y del Departamento de Correccionales, a fin de buscar responsabilidad por los abusos que muchos uniformados han infligido contra neoyorquinos, particularmente en comunidades de color, como la latina.

Tina Luongo, abogada principal de Práctica de Defensa Criminal en Legal Aid destacó que la recopilación de datos “LELU” será una poderosa herramienta de investigación, ya que por primera vez el público tendrá acceso al conjunto más completo de registros de mala conducta policial en Nueva York y criticó que por años las autoridades hayan querido mantener esa información en secreto fomentando la impunidad.

Durante demasiado tiempo, La Ciudad, la policía de Nueva York y el DOC (Correccionales) ocultaron al público estos registros de mala conducta, aunque estos registros contienen información crítica a la que todos los neoyorquinos deberían tener acceso”, dijo la abogada principal de Práctica de Defensa Criminal. “Esta información ayudará a arrojar luz sobre la cultura de la impunidad que ha existido durante décadas dentro de estos departamentos, lo que permitirá a los neoyorquinos exigir responsabilidades a quienes vigilan sus vecindarios y trabajan en las cárceles locales”.

La base de datos señala casos en los que el NYPD no ha tomado acciones para responsabilizar a miembros de esa fuerza, que todavía están en la policía, como el agente Wayne Isaacs, quien disparó y mató a Delrawn Small en un incidente de ira en la carretera, fuera de servicio en 2016. Su caso disciplinario se ha prolongado durante años.

Barry Scheck, cofundador de Innocence Project, mencionó que esta base de datos contiene información vital para que los abusos policiales y las conductas equivocadas de los miembros del NYPD y los oficiales de las cárceles de la Ciudad no queden sin recibir las sanciones y castigos que merecen.

Esta base de datos más reciente ayudará a los defensores, los fiscales, la policía y el público a garantizar que se haga justicia en nuestros tribunales y que los testigos digan la verdad. Bases de datos como esta deberían existir en todas las ciudades y estados”, comentó el activista.

La base de datos incluye información recopilada desde el 2013 hasta el pasado 30 de junio de 2022, muestra de manera pública registros de 18,000 demandas presentadas, nombres y malas conductas de 14,000 agentes del NYPD, al igual que 190,000 registros de la Junta de Revisión de Quejas Civiles de acusaciones hechas contra uniformados.

Asimismo, el público podrá consultar 1,000 informes completos de cierre de investigaciones, 9,000 registros internos de mala conducta del NYPD, incluidas las decisiones de los juicios del NYPD y los registros de la Oficina de Asuntos Internos (IAB) del NYPD, 15,000 registros judiciales y de fiscales de distrito, cientos de expedientes disciplinarios del personal del DOC (Correccionales) y datos de nómina y listas de todos los empleados actuales del NYPD y el DOC (Correccionales).

Yung-Mi Lee, directora legal de la práctica de defensa criminal de Brooklyn Defender Services, manifestó que la base de datos marcará un camino para combatir prácticas abusivas de la policía sin responsabilizar a nadie.

“Durante décadas, los registros de mala conducta policial se han ocultado del público, lo que contribuye a la cultura policial abusiva de la policía de Nueva York con impunidad”, dijo la defensora. “Desde la derogación de (la norma) 50-a hasta la promulgación de nuevas leyes de descubrimiento en los últimos años, Nueva York ha dado pasos para hacer que estos patrones de mala conducta policial sean más transparentes. En el último paso crítico para levantar el velo sobre la mala conducta y el abuso de la policía de Nueva York y el DOC, LELU brinda al público acceso al conjunto más completo de registros de mala conducta visto hasta ahora y es una herramienta valiosa para hacer que la policía rinda cuentas”.

Stan Germán, director ejecutivo de los Servicios de Defensa del Condado de Nueva York, destacó que no se puede lograr justicia para las víctimas sin transparencia, por lo que aplaudió la presentación de la base datos “LELU”, que será una herramienta crucial en la lucha contra la impunidad policial.

“Durante décadas, a los fiscales se les permitió presentar a los agentes de policía como testigos intachables e imparciales, mientras que las leyes se utilizaron para proteger al público y al tribunal de la verdad sobre la mala conducta y las fechorías de esos mismos testigos”, destacó el activista. (La base de datos) brindará transparencia y responsabilidad real donde más se necesita: en nuestras salas de audiencias”.

Justine Olderman, directora ejecutiva de The Bronx Defenders, aseguró que en el día a día en su labor defendiendo a personas de El Bronx, los abogados han visto durante años cómo la policía ha eludido la responsabilidad sobre sus actos, debido a que los registros de mala conducta se han mantenido ocultos al público, por lo que calificó la base de datos de Legal Aid como un gran paso en la lucha contra la impunidad.

“Con LELU, los defensores públicos, los defensores y el público en general pueden visitar un sitio web para acceder a la base de datos más completa de la Ciudad sobre mala conducta policial hasta la fecha. Dicho acceso nos permitirá deshacer aún más décadas de impunidad policial y garantizar una verdadera justicia para las personas perjudicadas por la policía”, destacó la defensora.

Legal Aid aseguró que planea actualizar la base de datos regularmente cada vez que tenga registros disponibles.

El NYPD no se refirió de manera específica a la base de datos de Legal Aid, pero advirtió que la Policía ya ha puesto al alcance del público información relacionada con acciones contra uniformados que han incurrido en faltas o malas conductas, mostrando su interes en que haya transparencia.

El NYPD cree firmemente en la importancia de la transparencia, razón por la cual el NYPD ya pone a disposición del público en nuestro sitio web información disciplinaria, con enlaces a los sitios web del Departamento Legal y CCRB”, aseguró un portavoz de la Uniformada. “Este es un proyecto en curso y esperamos que se incluya más información a medida que continuamos digitalizando los registros del Departamento”.

El Departamento de Correcionales, por su parte aseguró que esa agencia entiende la transparencia como un elemento crucial, y advirtió que la información que sobre el personal de las cárceles aparece en la base de datos LELU, ya ha estado en el sitio online del DOC desde antes.

“Ser transparente sobre lo que sucede en nuestras cárceles es una de nuestras principales prioridades. Los registros disciplinarios del personal uniformado del DOC en el nuevo portal de Legal Aid ya existían en el sitio web del DOC y no es información nueva , aseguró un portavoz del DOC. “Seguimos comprometidos con generar confianza pública al hacer que los datos y la información sean fácilmente accesibles para todos”.

Datos que pueden ser encontrados en la base de datos LELU

  • 450,000 registros y más contiene la base de datos creada por Legal Aid
  • 18,000 demandas presentadas están disponibles para su búsqueda
  • 14,000 agentes del NYPD involucrados aparecen en los registros
  • 190,000 registros de la Junta de Revisión de Quejas Civiles de acusaciones hechas contra agentes del NYPD
  • 1,000 informes completos de cierre de investigaciones
  • 9,000 registros internos de mala conducta del NYPD, incluidas las decisiones de los juicios del NYPD y los registros de la Oficina de Asuntos Internos (IAB) del NYPD
  • 15,000 registros judiciales y de fiscales de distrito
  • Registros de “credibilidad adversa” de las Fiscalías de cuatro condados de la Ciudad de Nueva York
  • Datos de nómina y listas de todos los empleados actuales del NYPD y el DOC (Correccionales)
  • 1,000 artículos de medios archivados sobre mala conducta de los oficiales de policía del NYPD
  • Cientos de expedientes disciplinarios del personal del DOC (Correccionales)
  • Los registros de mala conducta en la base de datos incluyen datos desde 2013 hasta el 30 de junio de 2022
  • Legal Aid aseguró que planea actualizar la base de datos regularmente con nuevos registros disponibles
  • Para conocer más sobre la base de datos recopilada por Legal Aid, puedes visitar este enlace: https://legalaidnyc.org/law-enforcement-look-up/

¿Para qué sirve la base de datos LELU?

  • Los miembros de la comunidad pueden usar LELU después de actos de violencia policial
  • Pueden investigar en la base de datos los antecedentes de mala conducta de los oficiales involucrados
  • Al hacerse públicos estos registros, los defensores tendrán información adicional cuando busquen justicia para las víctimas de violencia policial
  • Podrán tener más herramientas para hacer que sean responsabilizados los oficiales que con demasiada frecuencia abusan de su poder y dañan a los neoyorquinos
  • Las fuentes de mala conducta en la base de datos van desde varían en la medida en que se proporcionan identificadores únicos para cada agente de la ley individual
  • Los usuarios de la base de datos deberán determinar si los resultados de su búsqueda representan al oficial en cuestión.
  • En el caso de los oficiales del NYPD el único identificador estable de los oficialeses el “Número de identificación fiscal”, que no está disponible de manera constante en todas las fuentes de registros de mala conducta.
  • Los números de insignias, escudos, precintos y nombres de oficiales están sujetos a cambios y no pueden considerarse identificadores confiables.