Alcalde Adams firma prohibición de porte de armas en Times Square mientras continúa batalla legal en los tribunales

Apoyado en un paquete de leyes estatales recién aprobadas, que están bajo apelación, el mandatario oficializó la prohibición del porte de armas en Times Square para proteger más a los neoyorquinos y turistas

Una de las zonas donde no se puede portar armas es Times Square.
Una de las zonas donde no se puede portar armas es Times Square.
Foto: NY Governor Office

La semana pasada un juez federal le dio una bofetada al paquete de leyes estatales que comenzaron a regir en Nueva York desde el pasado mes de septiembre para endurecer la lucha contra la violencia con armas de fuego, y declaró varias normas como inconstitucionales.

Y mientras continúa la batalla legal que el Estado está dando en los tribunales para defender la implementación de las nuevas normas, aprobadas como contrapeso a la decisión de la Corte Suprema de dar libertad a cargar armas, este martes el alcalde de la Gran Manzana firmó dos leyes municipales que prohíben el porte de pistolas, revólveres y rifles ocultos en Times Square.

El alcalde, Eric Adams, tomó la decisión, a pesar de que la legalidad de las nuevas leyes en todo el estado está bajo proceso de apelación, y dejó claro que Nueva York seguirá peleando en la corte hasta que se garantice la seguridad de los neoyorquinos y los más de 56 millones de turistas que cada año visitan la ciudad.

Con las nuevas leyes, la populosa zona de Times Square, que ha visto ya un par de tiroteos y ataques con armas de fuego en los últimos meses, se convertirá en una llamada “zona sensible” en concordancia con las nuevas leyes estatales de porte de armas. De esta manera, quedará totalmente prohibido que personas con permisos legales para cargas armas, las porten en el emblemático lugar, que abarca varias calles, entre ellas el área de teatros de Broadway.

Asimismo, otra norma formada por el Alcalde y que entró en vigor en los cinco condados, a fin de represar la violencia en Nueva York exigirá que la policía del NYPD, al igual que la oficina de Justicia Criminal produzcan un informe anual sobre el tráfico de armas ilegales que llegan a la Gran Manzana.
Adams recalcó que permitir el porte de armas en zonas como Times Square, donde se presume que gran parte de los 56 millones de turistas que llegan cada año visitan, pone en riesgo a todos.

“Este es el corazón de nuestra ciudad y no queremos una ciudad, particularmente aquí, en la que la gente lleve armas ilegales o, según la Corte Suprema, armas legales en esta área”, dijo el mandatario local, criticando al tribunal supremo por su decisión de anular requisitos de armas que han protegido al estado de Nueva York y a la ciudad.

“Eso apuntó a la seguridad de los neoyorquinos y abrió otro río que tenemos que represar y estos dos proyectos de ley nos ayudarán a represar esos ríos. La decisión de la Corte Suprema se produjo menos de seis semanas después de que 10 neoyorquinos fueran asesinados a tiros en un supermercado de Buffalo”, señaló el Alcalde.

“La violencia armada es una pesadilla nacional, no una pesadilla local, sino una pesadilla nacional. La industria de las armas genera más de $9 mil millones en ingresos, sin embargo, le cuesta a los estadounidenses $557 mil millones en ingresos todos los días, debido a las consecuencias negativas de la violencia armada”.

Pese a los frenos judiciales hacia las leyes estatalesde armas que se han dado en las cortes, Adams insisitió en que no bajarán la guardia permitiendo que la vida de los neoyorquinos y visitantes esté bajo amenaza.

“No vamos a vivir con miedo y nos vamos a asegurar de crear un entorno en el que quienes visiten la ciudad, como Times Square, no tengan que quedarse paralizados por el miedo de saber que alguien lleva una arma en esta área”, agregó el líder demócrata. “Hoy consagramos por ley que Times Square es una zona libre de armas. Los portadores de armas con licencia y otros no pueden ingresar a esta área con un arma, a menos que la ley autorice específicamente lo contrario. Pero no nos detenemos aquí solo para tratar esta área. Estamos luchando contra las armas ilegales que ingresan a nuestra ciudad y procesando a quienes portan armas ilegales”.

La nueva movida del Alcalde se da en momentos en que se sabe que más de 1,000 personas mueren cada año a causa de armas de fuego, y cuando el NYPD ha logrado decomisar unas 6,000 armas ilegales de las calles en lo que va del 2022.

La comisionada de policía de la Ciudad de Nueva York, Keechant L. Sewell, destacó que las nuevas leyes servirán para cerrar las compuertas ante la violencia armada en una zona sensitiva de la Gran Manzana, que es de las más concurridas del mundo.

“Nuestros oficiales trabajan incansablemente para detener el tráfico y uso de armas de fuego ilegales y han recuperado casi 6,000 armas en lo que va del año”, dijo la jefe policial. “Estos proyectos de ley ayudan a nuestra misión diaria de proteger la ciudad de Nueva York, al mejorar la seguridad pública en uno de los lugares más singulares y visitados de la nación, al mismo tiempo que garantizan el intercambio de información crítica”.

El Fiscal de Manhattan, Alvin Bragg, mencionó que hacer cumplir las “estrictas leyes sobre armas” es una de las principales prioridades de su oficina, y prueba de ello es que en lo que va del año, se han presentado más de 400 procesamientos sobre ese delito, que equivale a más del 20% de los casos del año pasado.

“Ese trabajo es de vital importancia. En el espíritu del proyecto de ley de hoy, nos hemos estado enfocando no solo en aquellos que portan armas dentro de Manhattan, sino también en aquellos que las trafican”, dijo el Fiscal.

“Hemos presentado casos de piezas de componentes de armas provenientes de Pensilvania, armas provenientes del sur, en particular de Carolina del Norte. Y continuaremos haciendo ese trabajo para hacer cumplir enérgicamente nuestras leyes para garantizar la seguridad en esta isla (…) Además de hacer cumplir la ley, también nos hemos centrado en invertir en nuestras comunidades. Este verano tuvimos un proceso de subvención e invertimos en 10 grupos que trabajan con nuestra juventud”.

Deanna Logan, directora de la Oficina de Justicia Penal de la Alcaldía (MOCJ), mencionó que la promoción de políticas “de sentido común” basadas en datos para reducir la violencia armada en los cinco condados es vital en la lucha contra la violencia.

“Hemos estado trabajando con nuestros socios de la Ciudad y el Estado para asegurarnos de que los neoyorquinos estén al tanto de las nuevas regulaciones de porte oculto y la Intro 602 promueve nuestra misión de garantizar que Times Square sea una zona libre de armas”, dijo la funcionaria, agregando que además esa oficina trabajará mano a mano con la policía para estudiar cómo se trafican armas de fuego ilegales.

La presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, Adrienne Adams, insistió en recordarle a la Corte Suprema que con su “dañina decisión” de derogar las leyes de armas centenarias de Nueva York, puso a los neoyorquinos en riesgo de una mayor violencia armada, y defendió la manera como el Estado y la Ciudad se han movido para hacerle frente a la desprotección que dejó el maximo tribunal.

“Después de que nuestros socios en la Legislatura estatal aprobaron una legislación sensata para limitar las áreas donde una persona puede portar un arma, el Concejo Municipal cumplió con su deber de definir el área de Times Square, uno de los ‘lugares sensibles’ donde se aplican estrictas regulaciones sobre armas de fuego”, dijo la jefe del órgano legislativo. “Este proyecto de ley y la legislación del Concejal Abreu para estudiar e informar sobre el tráfico de armas de fuego ilegales representan esfuerzos importantes para prevenir una exacerbación de la crisis de violencia armada”.

El concejal Shaun Abreu, promotor de las nuevas normas, manifestó que si no se adoptan pasos inmediatos para frenar la violencia armada y perseguir el tráfico ilegal, ese flagelo continuará destrozando a comunidades vulnerables.

“Cada año, miles de armas ilegales ingresan a nuestra ciudad y nuestras calles. Hemos trabajado arduamente para garantizar que las leyes de Nueva York limiten la compra y venta de armas peligrosas en nuestro estado. Sin embargo, estas protecciones críticas no han impedido que armas peligrosas de otros estados se infiltren en nuestras comunidades y arruinen innumerables vidas”, dijo el político latino. “Estos pasos, junto con un enfoque en la programación juvenil, el apoyo a la salud mental y el diseño ambiental, son los primeros pasos en el desarrollo de una estrategia en toda la ciudad para restringir de manera significativa y permanente el flujo de armas peligrosas a nuestras comunidades”.

La fiscal del Estado de Nueva York, Letitia James, también se movió en el terreno legal tras conocer el pronunciamiento del juez estatal que emitió una orden de restricción temporal a apartes de la ley contra armas de fuego firmada por el Estado en el verano.

“Mi oficina presentó una moción para mantener en vigor toda la Ley de mejora del porte oculto y continuar protegiendo a las comunidades a medida que avanza el proceso de apelación. Esta legislación de control de armas de sentido común es fundamental en el esfuerzo de nuestro Estado para reducir la violencia armada. Continuaremos luchando por la seguridad de todos los neoyorquinos”, dijo la Fiscal.

Datos sobre las 2 nuevas leyes contra armas firmadas por el Alcalde Adams

  • La ley 518-A exige que el MOCJ y el Departamento de Policía de Nueva York realicen un estudio y emitan un informe anual para el Alcalde y el presidente del Concejo Municipal sobre el tráfico de armas de fuego ilegales hacia la ciudad de Nueva York.
  • El informe debe presentarse a más tardar el 1 de diciembre de este año y anualmente a partir de entonces, y debera incluir información sobre cada arma de fuego incautada o entregada al NYPD, como la fecha y el lugar en que se incautó, el tipo de arma, si el el arma de fuego estaba relacionada con un delito, y otra información relevante para rastrear el tráfico ilegal de armas de fuego.
  • La Intro 602-A define los límites de la ubicación sensible de Times Square, donde no se puede portar armas, de acuerdo con la Ley de mejora de transporte oculto recientemente aprobada por el Estado. La zona lbre de armas será entre las calles 40 a la 53 entre las avenidas Sexta y Octava, al igual que las calles 40 a 48 entre las avenidas Octava y Novena.
  • Esta legislación también autoriza al Departamento de Policía de Nueva York a promulgar reglas para implementar el proyecto de ley, incluidas las reglas aplicables, según corresponda, a aquellos con una licencia de porte oculto que viven o trabajan en el área.
  • La leyes estatales contra el porte de armas se aprobó durante una sesión extraordinaria de la Legislatura en el verano que entró en vigor el 1 de septiembre pasado tras el fallo de la Corte Suprema
  • Las leyes estatles en proceso de apelación refuerzan requisitos para permisos de portación oculta, prohíbe las armas en lugares sensibles y exige que las personas con permisos de porte soliciten el consentimiento del dueño de las propiedades para portarlas en sus espacios
  • Un juez federal en Syracuse dijo la semana pasada que partes de la Ley de mejora del porte oculto de armas del Estado son inconstitucionales.