Detective retirado de Kansas City es acusado de conspirar para dirigir una operación de tráfico sexual de menores

Roger Golubski presuntamente usó su autoridad para proteger la operación de tráfico sexual de menores en Kansas City de las investigaciones policiales, mientras recibía dinero en efectivo y se le permitía "elegir chicas para que le brindaran servicios sexuales"

A la espera del respectivo juicio se encuentra bajo confinamiento domiciliario.
A la espera del respectivo juicio se encuentra bajo confinamiento domiciliario.
Foto: Departamento de Policía de Edwardsville / Cortesía

Un exdetective de homicidios de Kansas City, conspiró con un capo de la droga de la ciudad para ayudar a llevar a cabo una operación de tráfico sexual de menores de edad, argumentaron los fiscales en una insólita acusación revelada el lunes.

Roger Golubski, un veterano retirado de 35 años de antigüedad del Departamento de Policía de Kansas City, presuntamente usó su autoridad para proteger la operación de las investigaciones policiales, de acuerdo con la acusación de tres cargos presentada en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Topeka.

El hombre se declaró inocente de los cargos, informó su abogado, Chris Joseph.

“Roger mantiene su inocencia y espera limpiar su nombre de estas acusaciones no corroboradas de hace décadas”, expresó Joseph en un correo electrónico al medio CNN.

La operación de tráfico sexual, que tuvo lugar en un complejo de viviendas en la década de los 90 por un traficante de crack local identificado como Cecil Brooks y otros dos sujetos, ultrajó a niñas de hasta 13 años, de acuerdo con los fiscales.

Gracias a su protección, el exdetective recibió dinero en efectivo por parte de Brooks y se le permitió “elegir chicas para que le brindaran servicios sexuales”, dice la acusación.

Golubski, quien se retiró de la policía en el año 2010, fue acusado en septiembre de agredir sexualmente a una mujer y a una adolescente hace veinte años “mientras actuaba bajo apariencia de ley”, lo que significa que usó su poder como oficial de policía para perpetrar los delitos. También se declaró inocente de esos cargos.

A la espera del respectivo juicio se encuentra bajo confinamiento domiciliario, los fiscales revelaron una segunda acusación el lunes culpándolo de “conspiración contra los derechos” y dos cargos de “servidumbre involuntaria” en vinculación con la presunta red de tráfico sexual.

De acuerdo con la acusación del lunes, Brooks reclutó a “muchachas jóvenes que se habían fugado” o provenían de hogares disfuncionales y las mantuvo retenidas en una habitación en un complejo de apartamentos donde él y los coacusados LeMark Roberson y Richard “Bone” Robinson usaron amenazas y golpizas para forzarlos a participar en los actos sexuales.

La acusación se refiere a dos víctimas no identificadas que alegaron que fueron secuestradas y obligadas a prácticas en actividades sexuales.

Una de las víctimas informó a las autoridades que solo contaba con 16 años cuando Golubski la tiró del cabello, la estrangulo y la violó.

Hasta el momento no se aclaró si los coacusados del exdetective comparecieron ante la corte y, de ser así, cómo se declararon ante los cargos.

Lea también: