Rusia sancionará la promoción de los derechos LGBTQ con multa de hasta $33,000 y cárcel

Los legisladores del parlamento ruso aprobaron un proyecto de ley que amplía las restricciones a la "propaganda LGBT" en aquel país

Activistas rusos de la comunidad LGBT se manifiestan por sus derechos.
Activistas rusos de la comunidad LGBT se manifiestan por sus derechos.
Foto: MARKUS SCHOLZ/DPA/AFP / Getty Images

Rusia nuevamente está tomando medidas enérgicas contra su comunidad LGBTQ, y los legisladores se están moviendo para restringir aún más las actividades que se consideran que promueven los derechos de los homosexuales.

Este jueves, los legisladores del parlamento ruso aprobaron un proyecto de ley que amplía las restricciones a la “propaganda LGBT” que ya existen entre los menores. 

También prohíbe la “demostración” del comportamiento LGBTQ, prohíbe que los rusos sugieran públicamente que tales estilos de vida son “normales” y prohíbe toda publicidad, medios, libros y películas que se considere que promueven tal “propaganda”.

Las violaciones de la prohibición se castigarían con multas que oscilan entre 100,000 y 2 millones de rublos, es decir, entre $1,660 y $33,000 dólares. Los no residentes podrían ser expulsados ​​de Rusia y algunos casos podrían resultar en una detención de 15 días antes de la expulsión.

El proyecto de ley es una expansión de la ley de “propaganda gay” que fue adoptada por el Kremlin hace casi una década, que prohíbe la promoción de estilos de vida LGBTQ dirigidos a niños. La nueva legislación se dirigirá a la cámara alta del Parlamento antes de ser enviada al escritorio del presidente Vladimir Putin, donde firmará el proyecto de ley.

El mes pasado, Alexander Khinstein, uno de los arquitectos del proyecto de ley, calificó los estilos de vida LGBTQ como “un elemento de guerra híbrida y en esta guerra híbrida debemos proteger nuestros valores, nuestra sociedad y nuestros niños”.

Las ideas anti-LGBTQ son ampliamente compartidas por los funcionarios rusos, que han ilegalizado los matrimonios entre personas del mismo sexo y, a menudo, hablan del deseo de promover “valores tradicionales” en Rusia.

Aunque la homosexualidad fue despenalizada en Rusia hace casi 20 años, el organismo de control europeo ILGA-Europa clasifica al país en el puesto 46 entre 49 naciones europeas para la inclusión LGBTQ.

En 2017, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la versión original de la ley de “propaganda gay” es discriminatoria, “no sirve a ningún interés público legítimo” y viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos.


También lee:
· Muere bebé recién nacido durante un ataque ruso en un hospital de maternidad: funcionario ucraniano
· Drones estadounidenses podrían atacar la “vulnerable” flota de Putin en el Mar Negro
· Senadores estadounidenses cuestionan que no se enviaran drones de combate a Kiev, capital de Ucrania