Nace bebé con cola en hospital de México

El caso de este inusual nacimiento se divulgó en el Journal of Pediatric Surgery, en donde se resalta que el nacimiento de humanos con cola es "extremadamente infrecuente"

El caso de esta bebé sorprendió a la comunidad médica ya que no había ningún antecedente de su condición.
El caso de esta bebé sorprendió a la comunidad médica ya que no había ningún antecedente de su condición.
Foto: Shutterstock

Recientemente, en el portal Journal of Pediatric Surgery se dio a conocer un caso que está siendo seguido muy de cerca por médicos especialistas, ya que en un hospital de México nació una bebé que dejó sorprendidos a varios doctores, ya que la pequeña tenía una “cola”.

Según detalla el informe de este caso, la bebé tenía una cola “extremadamente rara” que medía unos 5,7 cm de largo, con un diámetro entre 3 mm y 5 mm en toda su longitud, cilíndrica y puntiaguda hacia el final.

Según explica el reporte médico, la presencia de este tipo de colas en humanos es “extremadamente infrecuente” y por lo general, se diagnostican luego del nacimiento, sin que haya antecedentes prenatales o familiares relacionados con su aparición.

El caso de esta bebé con cola se presentó en un hospital rural ubicado en el Nororiente de México. A la madre tuvieron que practicarle una cesárea y su doctores señaló que sí fue una sorpresa ya que tuvo un control prenatal normal y sin antecedentes de radiación, exposición a teratógenos o infecciones durante el embarazo.

También se detalló que la recién nacida es hija de padres hispanos consanguíneos y sanos de no más de 30 años y quienes tienen un hijo mayor que goza de buena salud.

Tras realizarle un examen, los doctores descubrieron que la cola estaba cubierta con pelo, tenía forma cilíndrica y cónico en la punta como plastilina parcialmente enrollada. Posteriormente, una radiografía no reveló evidencia de anomalías o estructuras óseas dentro de la cola, lo que sugiere que la protuberancia posterior no era una cola vestigial, las cuales son apéndices cubiertos por piel que contienen tejido muscular conectivo, adiposo y estriado, así como vasos sanguíneos y nervios.

Los doctores determinaron que la bebé no tenía problemas cardíacos ni auditivos, malformaciones del tracto urinario, anomalías cerebrales o malformaciones de la columna.

2 meses después fue evaluada por médicos y determinaron que su aumento de peso y su crecimiento eran normales para su edad. En ese momento, la protuberancia posterior del bebé había crecido 0.8 cm de longitud.

A la pequeña le retiraron la cola mediante una operación que se llevó a cabo sin problemas y fue dada de alta del hospital para vivir la vida sin la carga de una borla en el trasero.

Después de considerar que la cola no tenía lesiones en la piel, los cirujanos tomaron la decisión de cortarla y reconstruir la región mediante una plastia de Limberg, un procedimiento que consiste en trasplantar tejido de las propias nalgas del paciente, como se ve en las imágenes gráficas.

Te puede interesar:

* Sorprende bebé que nació con cola
* Un bebé nace con cola de ratón, las imágenes te sorprenderán
* Nace bebé de esperma congelado en 1996; científicos creen que podría funcionar después de siglos de almacenamiento