4 reglas de los ricos para pedir un préstamo y que les multiplican su riqueza

Los ricos también piden mucho dinero prestado, pero lo hacen de una manera diferente y siguiendo estas cuatro reglas, mismas que tú podrías aplicar para mejorar tus finanzas

Los ricos piden préstamos como herramienta para hacer crecer su riqueza.
Los ricos piden préstamos como herramienta para hacer crecer su riqueza.
Foto: Watchara Ritjan / Shutterstock

Prestar dinero no es solo para aquellos que no tienen suficiente. Muchas personas de altos ingresos también se endeudan, solo que lo hacen de manera distinta. Por eso, a continuación, te compartimos cuatro reglas de préstamo que los ricos tienden a seguir y que podrías imitar.

1. Usan la deuda como herramienta

La gente rica no tiene miedo de endeudarse. Sin embargo, generalmente no recurren a préstamos para gastar más de lo que tienen o por falta de ahorros para situaciones imprevistas o sin un plan para cubrir sus gastos.

Por el contrario, las personas ricas suelen utilizar la deuda como un medio para aumentar su riqueza. Por ejemplo, pueden solicitar un préstamo para comprar una empresa si creen que pueden aumentar sus ganancias.

También pueden pedir prestado para financiar un negocio que quieran emprender.

2. Hacen que las tarjetas de crédito te paguen a ti en lugar de que ellos las paguen

Las personas con recursos a menudo utilizan tarjetas de crédito. Sin embargo, en vez de pagar intereses a los bancos, obtienen recompensas al cargar todas sus compras y luego pagarlas completamente para evadir adeudar intereses.

Al acumular recompensas y nunca pagar intereses de la tarjeta de crédito, las personas con recursos aumentan su riqueza a través de su relación con la empresa de tarjeta en vez de empobrecerse.

Muchas personas ricas incluso se registran para obtener tarjetas con grandes tarifas anuales, pero lo hacen para aprovechar los valiosos beneficios que ofrecen esas tarjetas, como el servicio de conserjería, mejoras de vuelo o de hotel, y más.

3. No piden prestado por activos que se deprecian

En general, las personas con recursos comprenden que no es lógico pedir prestado para adquirir algo que disminuirá su valor con el tiempo en vez de aumentarlo.

Tomar prestado para comprar artículos como vehículos, bienes de consumo, alimentos o vacaciones suele resultar en un costo más elevado y, por lo tanto, en un desperdicio de dinero. A menos que lo que se está adquiriendo con un préstamo aumente la riqueza a largo plazo, no vale pagar intereses adicionales para financiarlo.

4. Hacen que los prestamistas trabajen para su negocio

Finalmente, las personas ricas no aceptan simplemente cualquier préstamo que se les ofrezca en las condiciones que el prestamista quiera otorgarles. A menudo hacen que los prestamistas trabajen para su negocio.

Esto podría implicar hacer algo tan simple como buscar diferentes cotizaciones antes de decidir de qué banco o cooperativa de crédito tomar un préstamo. El simple hecho de comparar ofertas les permite optar por la empresa que le ofrezca la mejor oferta, en lugar de simplemente optar por una institución financiera que encuentre primero.

Las personas ricas a veces llevan este proceso aún más lejos. Pueden solicitar descuentos en las tarifas u otros beneficios especiales de préstamo, especialmente si tienen una relación con los prestamistas y pueden aprovechar eso para obtener mejores condiciones de préstamo.

También te puede interesar:
Los estados más baratos para vivir en EE.UU. con alta calidad de vida en 2023
Los 10 estados de EE.UU. en donde necesitas menos dinero para vivir cómodamente
1 de cada 5 empresas en EE.UU. están recurriendo a la “contratación silenciosa” para reemplazar a trabajadores despedidos