Migrantes inician huelga de hambre indefinida en la frontera para pedir citas de asilo en Estados Unidos

El director del refugio donde están albergados los migrantes dijo que ellos iniciaron de manera voluntaria la huelga de hambre, ya que no quieren cruzar a Estados Unidos de manera ilegal y prefieren "pedirle a Dios que interceda por ellos"

“El ayuno es para cuando uno tiene una petición, para estarse santificando ante el Señor”, dijo uno de los migrantes.

“El ayuno es para cuando uno tiene una petición, para estarse santificando ante el Señor”, dijo uno de los migrantes.  Crédito: Joebeth Terríquez | EFE

Al menos un centenar de migrantes provenientes de diferentes nacionalidades que están resguardados en un refugio en la frontera, específicamente en Tijuana, iniciaron el lunes una huelga de hambre indefinida para pedir que les sean concedidas las peticiones de asilo en Estados Unidos, ya que gran parte de ellos tienen más de tres meses esperando.

El director del albergue Ágape Misión Mundial, el pastor Albert Rivera Colón, dijo que la huelga de hambre surgió voluntariamente por parte de los migrantes, porque no quieren cruzar la frontera de manera ilegal, pues tienen conocimiento de los peligros que representa y prefieren “pedirle a Dios que interceda por ellos”.

“Los inmigrantes entraron en una cadena de ayuno pidiéndole a Dios que arregle la problemática que está existiendo por lo de la corte, porque con toda la problemática que ha habido con los jueces federales, desde hace más de 10 días no nos cae ninguna cita y eso se nos hace una injusticia”, dijo.

En el refugio, que está a más de 12 millas del puerto fronterizo de San Ysidro, hay 500 migrantes aproximadamente y son un centenar los que empezaron con la huelga, ya que la situación de no poder obtener las citas les estaba afectando sobre todo en ánimo.

“Ellos ven en las redes sociales que están diciendo que se brinquen el muro y que todo aquel que se brinca lo están dejando entrar y otros inmigrantes están diciendo que se brincaron o se entregaron y ahora están en Estados Unidos y eso está generando esa tentación de irse a brincar”, destacó.

Solicitudes para resguardar a sus familias

Otras personas, entre ellos mexicanos, se sumaron a las peticiones bajo la huelga de hambre indefinida para solicitar el asilo en la frontera de México con Estados Unidos para poder reunirse con sus familias, quienes se fueron por la ola de violencia en su país.

Erika Armenta, originaria del estado de Guerrero, dijo que ella salió de su pueblo porque secuestraron a toda su familia y tres de sus hermanos no han regresado con ellos desde hace más de nueve años.

“El ayuno es también hacia Dios, porque estamos acostumbrados a pedirle todo a él, pero nosotros no hacemos ningún sacrificio para él, para que también nos dé fuerzas para seguir adelante, ya que aquí tenemos los tres meses y se nos hace un poquito larga la espera”, resaltó.

Jesús Torres Valdovinos, originario de Michoacán, compartió que “el ayuno es para cuando uno tiene una petición, para estarse santificando ante el Señor”.

“Él en su palabra, en Jeremías 33 dice ‘clama a mí y yo te responderé’ y nos ponemos en sus manos para que el señor nos conceda esa petición de poder estar con nuestras familias; a mi esposa le mataron dos hermanos, la estaban amenazando y se fue (a Estados Unidos), por eso pedimos que nos permita llegar con ellos”, concluyó.

Con información de EFE

Sigue leyendo:

En esta nota

frontera México Estados Unidos Tijuana

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain