El príncipe de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, admitió que le da igual que lo acusen de “lavado de imagen” a través del deporte

Varios medios y organizaciones han señalado que la monarquía de Arabia Saudita quiere lavar su imagen con el deporte de las múltiples denuncias de violación de los derechos humanos, ante esto el príncipe del país, Mohammed bin Salman, ha dejado claro que le da igual las acusaciones

El príncipe de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman

El príncipe de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman Crédito: AFP / Getty Images

En los últimos años la monarquía de Arabia Saudita a través de un fondo de inversión han hecho importantes inversiones en el mundo del fútbol. La más significativa fue la compra del equipo inglés Newcastle en 2021.

Recientemente se llevó esta inversión a la liga árabe y pasaron a comprar cuatro grandes equipos, Al-Ittihad, Al-Ahly, Al-Nassr y Al-Hilal. Juntos a esta adquisición llegaron una gran cantidad de jugadores de la élite europea, entre ellos Karim Benzema, Cristiano Ronaldo y Neymar.

Esta movida tiene el fin de hacer crecer la liga local a punta de millones, que provienen del Estado árabe que preside el rey Salmán bin Abdulaziz. Sin embargo, algunos medios de comunicación y organizaciones han denunciado que esta estrategia por parte de la monarquía saudí, obedece a un intento de “lavado de imagen” a través del deporte.

Este intento de lavar la imagen del país árabe viene por las conocidas denuncias de falta de derechos humanos en el país, pues este territorio se rige estrictamente bajo las leyes del islam de manera autoritaria y totalitaria.

Recientemente el príncipe y heredero al trono de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, reveló que estas acusaciones de “lavado de imagen” no le molestan en lo absoluto. “Si el lavado de imagen va a incrementar mi PIB un 1 %, entonces seguiré haciendo lavado de imagen”, afirmó el monarca para la cadena Fox News.

Mohammed bin Salman / Getty Images

“No me importa cómo lo llamen. Si tengo un crecimiento del 1 % gracias al deporte, voy a buscar un 1,5 %. Que lo llamen como quieran, pero voy a querer ese 1,5 %”, añadió el príncipe de la nación saudí.

La monarquía autoritaria de Arabia Saudita ha sido ampliamente criticadas por el dudoso respeto a los derechos humanos. Un ejemplo claro fue el asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi por pronunciarse contra el régimen. Además de existir abusos contra las mujeres, contra los homosexuales y contra la libertad de expresión.

A pesar de estas acciones, la inversión en el fútbol no ha parado de crecer. Solo este verano hicieron una inversión de más de $1,200 millones de dólares en fichajes de futbolistas de gran renombre a la liga saudí.

Sigue leyendo:
· Estados Unidos y México se mantienen muy cerca del top 10 del ranking FIFA
· Comité de FIFA se citó en Miami para definir primeras visitas a las ciudades anfitrionas del Mundial 2026
· ‘Tata’ Martino apaga las alarmas de la lesión de Messi: “Tras hablar con él tengo menos pesimismo”

En esta nota

Arabia Saudita Mohammed bin Salman

Suscribite al boletín de Deportes

Recibe gratis el boletín de deportes que un verdadero fan no se puede perder

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain