Nueva York ha identificado 18,000 puestos vacantes a los cuales podrían aplicar inmigrantes con permiso de trabajo

En paralelo a las acciones para integrar a los recién llegados, también crece el llamado desde NY para que se tomen medidas para cortar de raíz la avalancha migratoria que se registra en frontera

La gobernadora Hochul empuja facilitar trabajos a los recién llegados como una forma de que abandonen los refugios.

La gobernadora Hochul empuja facilitar trabajos a los recién llegados como una forma de que abandonen los refugios. Crédito: Susan Watts | NY Governor Office

La gobernadora Kathy Hochul anunció este lunes que el estado ha identificado más de 18,000 puestos vacantes, de casi 400 empleadores, que están dispuestos a contratar inmigrantes que ya hayan obtenido estatus laboral legal en los Estados Unidos. 

Para este proceso se ha establecido un portal digital de registro donde solo las personas que hayan recibido el Documento de Autorización de Empleo (EAD) pueden pedir información para recibir asistencia. Básicamente se requiere los datos personales, la dirección y el idioma primario.

“En este momento, tenemos una crisis migratoria y una crisis laboral. Al conectar a personas elegibles para trabajar con empleos y oportunidades en Nueva York, podemos resolver ambas y asegurar un futuro mejor para todos los neoyorquinos”, comentó la gobernadora desde el Hot Bread Kitchen en Chelsea Market.

Esta iniciativa ha hecho seguimiento a puestos vacantes a 379 empresas en el sector privado, que han identificado posiciones que podrían ser ocupados por personas con estatus laboral legal.

Las empresas son en su mayoría servicios de alojamiento y alimentación, atención médica, asistencia social, manufactura y apoyo administrativo.

De acuerdo con las cifras mostradas por la gobernación de Nueva York, por lo menos el 50% de estos 18,000 puestos vacantes, se encuentran en la Gran Manzana, 2,800 en la región de Hudson Valley, más de 1,200 en Long Island y 1,521 en la región oeste.

El Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York (NYSDOL) y un equipo de 70 funcionarios estatales que representan a 16 agencias estatales, han liderado un esfuerzo de divulgación para identificar las necesidades comerciales y evaluar las habilidades y experiencia de los migrantes.

La reasignación y la extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos es con base al criterio de la gobernadora, una de las vías para vencer la crisis migratoria, porque en los meses venideros más personas estarían habilitadas legalmente para incorporarse a trabajos y dejar los refugios.

“Sigo presionando a Washington y al Congreso para que abran esas autorizaciones de trabajo a más personas, porque, repito, los venezolanos son un buen comienzo, pero debemos incluir a miles que vienen de Mauritania y el Congo, otras partes de América del Sur y América Central. Tenemos gente de Irak y Afganistán, viene gente de Rusia, porque todos están encontrando su camino hacia la frontera sur”, indicó.

“No hay más espacio”

La crisis migratoria sigue trayendo a la ciudad de Nueva York a centenares de inmigrantes que han cruzado la frontera sur con Estados Unidos, acogiéndose a una normal local que obliga a la Alcaldía a proveer alojamiento y servicios a quien manifieste que no tiene hogar.

Sin embargo, frente al flujo de más de 116 mil personas desde la primavera de 2022 de las cuales más de 60,000 se encuentran en refugios de emergencia y hoteles rentados especialmente para abordar esta crisis, la Ciudad reforzó la semana pasada algunas acciones persuasivas como distribuir panfletos en la frontera, para evitar que las personas tengan como destino a Nueva York, bajo al argumento que ya no hay espacio, ni hoteles para alojarlos.

Entre el listado de mensajes se destaca que: “Nueva York se ha quedado sin espacio”, “No se garantiza hotel”, y se invita a que vayan a ciudades más “asequibles” para iniciar su nueva vida porque Nueva York es muy costoso.

En este momento en el cual ya se ha declarado una emergencia humanitaria, la gobernadora este domingo llegó más lejos, al advertir a la cadena CBS que la “frontera está demasiado abierta”.

“Queremos que el Congreso ponga un límite sobre quién puede cruzar la frontera. Realmente tiene que disminuir la velocidad de las personas que vienen, porque el volumen sigue creciendo y creciendo. Así que también tenemos que enviar mensajes adecuados de que estamos en nuestro límite”, remató la mandataria estatal.

A la par, el alcalde Eric Adams y su grupo de asesores no solo siguen haciendo llamados a revisar las políticas migratorias en la frontera, sino que está esperando decisiones judiciales que podrían dar un giro al derecho al refugio en la Gran Manzana.

En este sentido, la representante republicana de Staten Island, Nicole Malliotakis, dijo en la red social ‘X’ que le llama la atención, que justamente dos demócratas de Nueva York, están coincidiendo en que la única forma de poner punto final a esta crisis, es garantizando políticas férreas de seguridad en la frontera.

El dato:

  • 9,810 puestos de empleos han sido identificados en la Gran Manzana en este programa de registro adelantado por la gobernación.

En esta nota

Crisis migratoria empleos permisos de trabajo

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain