Adultos mayores han tenido muchas más presiones financieras en los años 2022 y 2023: Sus deudas tienden a aumentar

Una encuesta nacional de AARP muestra que las 3 de cada 4 personas mayores de 50 años tienen deudas que califican como "problemáticas", incluso para su jubilación

¿Qué hacer si no puedes pagar tus tarjetas de crédito?

La morosidad en las tarjetas de crédito tocó el pico más alto en 11 años.(Foto: Getty Images)  Crédito: Matt Cardy | Getty Images

El ‘Black Friday’, conocido también como ‘viernes negro’, suele ser un día muy tentador de ofertas que también marca la línea de inicio de deudas en una época festiva del año que inspira muchas veces adquirir artículos que usted en realidad no necesita. 

La fiebre de los descuentos incita a muchos consumidores a gastar por encima de sus posibilidades y considerar su tarjeta de crédito “un cajero sin fondo”. Después vienen los problemas que pueden terminar hasta en depresión en un año en donde el “endeudamiento” con tarjetas de crédito ha sido un salvavidas para muchas familias, para poder cubrir gastos básicos.

Como concluye un reporte de la Asociación Estadounidense de Personas Jubiladas (AARP) los adultos de todas las edades en el país han enfrentado presiones financieras considerables en los últimos dos años. 

“Tasas de inflación inusualmente altas, que aparecieron por primera vez en 2021, han afectado los presupuestos de los hogares. La excepcional volatilidad del mercado de valores en 2022, generó preocupación sobre los ahorros para la jubilación y inversiones, especialmente para aquellos que se se acercan a la jubilación”, expone una amplia investigación divulgada por AARP.

Además, los datos recientes sugieren que estas presiones económicas, marcadas por la inflación, puede haber contribuido a un aumento de deudas.

En general todo indica que en todo el país, los saldos promedio de las tarjetas de crédito se mantuvieron en “niveles récord” hasta finales de junio de 2023.

Todo este escenario ha planteado preocupaciones sobre el aumento de la deuda entre los adultos mayores y el posible impacto en la seguridad financiera durante su jubilación.

Como especifican los datos de AARP, es más probable que la deuda sea un “gran problema” para las mujeres que para los hombres, también lo es con más fuerza para los adultos afroamericanos e hispanos, que para los blancos no hispanos.

Problemático, estresante y depresivo

Como muestra la ‘Encuesta de Deuda de AARP de 2023’ que proporciona información sobre los adultos mayores de 50 años, que tienen al menos un tipo de deuda: Tres de cada cuatro adultos mayores tienen actualmente algún tipo de compromiso por dinero que debe, el cual implica pagos mes tras mes.

Específicamente los adultos entre 50 y 64 años tienen especial probabilidad de tener deudas; sin embargo, la mayoría de los adultos entre 65 y 74 años y los adultos de 75 años o más también tienen deudas.

Las personas encuestadas consideran que estos compromisos, mes tras mes, es algo que califican como “problemático”.

Aproximadamente tres de cada cinco adultos mayores de 50 años (61%) que tienen cuentas por pagar pendientes, consideran que su nivel de deuda es un problema, incluido el 16% que lo considera un “problema importante”.

Pero más que un “problema importante” la encuesta revela que “uno de cada tres, es decir el 34% de los adultos mayores de 50 años que tienen deudas, dicen que pensar en ello le ha causado estrés en los últimos 12 meses, y aproximadamente uno de cada cinco dice que le ha causado depresión”, dice el reporte.

Este análisis deja claro que en gran parte las deudas adquiridas no tienen nada que ver con gastos superfluos, sino que han surgido mayormente en hogares que han experimentado desafíos de salud, así como eventos negativos como la pérdida de empleo o recortes salariales.

Históricas deudas en tarjetas de crédito

La deuda de tarjetas de crédito es el tipo de deuda más común, seguida de las hipotecas y los préstamos para automóviles.

Entre los adultos mayores que tienen deudas, aproximadamente seis de cada diez, es decir el 59% tienen saldos de tarjetas de crédito mes tras mes, y casi la mitad tiene hipotecas. Los préstamos para automóviles son el tercer tipo de deuda más común.

Asimismo, AARP revela que aproximadamente dos de cada tres adultos mayores de 50 años que tienen deudas dicen que estos compromisos afectan su capacidad de ahorrar para la jubilación, incluido el 85% de quienes ven su deuda como un “problema importante” y el 45% de quienes no ven su deuda como un problema.

“Muchos expresan incertidumbre sobre cuándo pagarán su deuda o esperan llevarla hasta la jubilación. Aunque muchos dicen que han intentado reducir su deuda en los últimos 12 meses, relativamente pocos han elaborado un plan real, para hacerlo o buscar información sobre cómo hacerlo”, se destaca.

Este reporte se podría además relacionar con otros hallazgos financieros que dan cuenta que en este año que está terminando, los estadounidenses pidieron prestado más que nunca con sus tarjetas de crédito. Especialmente en el último trimestre. 

Esto ha provocado que los saldos superen el billón de dólares por primera vez en la historia, con base a datos del Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Esto es un signo muy claro de que más consumidores se están apoyando en las tarjetas de crédito para pagar alimentos y alquiler.

Según el último informe trimestral de TransUnion, una empresa de análisis de información crediticia. El saldo promedio de las personas aumentó a 5,805 dólares.

Otros reportes indican que la morosidad de las tarjetas de crédito está en su nivel más alto en 11 años, con tasas de interés promedio del 20%.

Deseos no cumplidos

Para Marianna Peña, una trabajadora social dominicana, de 55 años, como miles de neoyorquinos en su misma situación, no ve “ni cerca” la posibilidad de jubilarse de una forma cómoda, ni siquiera en 10 años.

“El problema es que específicamente aquí en Nueva York, los altos costos de la renta te consumen parte de tu vida. Casi todo el mundo paga más de la mitad de sus ingresos en alquiler, entonces allí es donde surgen las tarjetas de crédito, para cubrir incluso otros servicios“, relató.

Marianna sostiene que este año por primera vez tuvo que recurrir a la tarjeta de crédito para cubrir gastos inesperados en el recibo de electricidad durante el verano. También tuvo que ayudar a hijos que están desempleados. Además, cuenta que ha recortado muchos gastos, como ir a restaurantes, porque simplemente “no se puede”.

La isleña pidió como deseo en las festividades del Año Nuevo anterior, recibir el 2024 en República Dominicana. Pero el rigor de las deudas y la inflación no se lo permitió.

“Fui realista. Podría haber comprado el boleto con una tarjeta de crédito, pero preferí no seguir aumentando esa deuda. Debo cerca de $7,000 en este momento. La inflación nos está devorando a los que trabajamos”, concluyó.

Hay recursos para ayudarlo a “navegar” con las deudas:

  • Como recomienda AARP, para reducir el riesgo de alcanzar niveles problemáticos de deuda, algunos adultos pueden beneficiarse de herramientas presupuestarias u otros recursos para ayudarlos a reducir sus gastos y administrarlos.
  • Muchas personas también pueden calificar para una variedad de beneficios públicos que les ayuden a enfrentar sus desafíos de ingresos. 
  • También se encuentran disponibles recursos y herramientas en línea como las siguientes para ayudar a las personas que luchan contra las deudas:
  • AARP MoneyMap es una herramienta en línea que puede ayudar a los consumidores a planificar gastos, desarrollar un plan de deuda o crear un presupuesto. Consulte:  www.aarp.org/moneymap

Un “problema importante”

  • 48% de los adultos mayores que están percibiendo sus deudas como un “problema importante”  tienen ingresos del hogar inferiores a $40,000, son mayoritariamente mujeres, afroamericanos e hispanos.
  • 39% de los encuestados a nivel nacional que describen su deuda como un problema importante, están de acuerdo en que son descuidados con el dinero.
  • 53% de los que participaron en esta encuesta asegura que “salir de sus deudas” es su máxima prioridad financiera, 16% dice que es urgente aumentar sus ingresos y 14% aumentar sus ahorros.
  • 2 de cada tres personas que tienen compromisos con tarjetas de crédito o préstamos bancarios esperan saldarlos antes de jubilarse.
  • 50 a 64 años es el rango de edad entre mujeres, negros e hispanos que tienen más probabilidades de informar algún tipo de angustia o estrés por dinero adeudado.

En esta nota

AARP Black Friday 2023 crisis financiera Deudas

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain