La demanda de Nueva York contra PepsiCo por presunta contaminación por plásticos

Entre el 2013 y 2022, aproximadamente el 78% de los desechos recolectados por los voluntarios de Buffalo Niagara Waterkeeper en la cuenca del río Buffalo fueron plásticos.

Vista de un sector del  río Buffalo.

Vista de un sector del río Buffalo. Crédito: Shutterstock

La Fiscalía General de New York analizó todos los desechos recolectados en 13 sitios en el río Buffalo y sus afluentes y dijo que se encontró que los envases plástico de PepsiCo excedieron con “creces” cualquier otra fuente de estos desperdicios por lo que decidió tomar acción presentando una demanda contra la empresa por presunta contaminación por plásticos.

El plástico de un solo uso producido por la compañía supuestamente “contribuye significativamente a los altos niveles de contaminación plástica a lo largo del río Buffalo” lo que contamina el agua potable y daña la vida silvestre, dijeron las autoridades.

En la demanda se alega que PepsiCo causa sustancial daño público en Buffalo, que no ha advertido a los consumidores sobre los riesgos potenciales para la salud y el medio ambiente de sus envases de plástico de un solo uso y engaña a los consumidores y al público sobre sus esfuerzos para combatir la contaminación plástica. 

Con la acción legal se busca exigir a PepsiCo que ponga fin a “las prácticas que amenazan al medio ambiente y al público” y sanciones civiles y restitución por los daños infligidos a las comunidades y al medio ambiente de Nueva York.

 “Ninguna empresa es demasiado grande para garantizar que sus productos no dañen nuestro medio ambiente y nuestra salud pública. Todos los neoyorquinos tienen un derecho básico al agua potable, sin embargo, el embalaje y la comercialización irresponsables de PepsiCo ponen en peligro el suministro de agua, el medio ambiente y la salud pública de Buffalo”, dijo la fiscal general Letitia James. 

PepsiCo dijo en un comunicado que se tomaba en serio la “reducción del plástico y el reciclaje efectivo”, pero no comentó directamente sobre la afirmación de la demanda de que era legalmente responsable de mantener la basura fuera del río Buffalo, de acuerdo con la agencia AP.

PepsiCo, con sede en el estado de Nueva York, fabrica, produce y envasa al menos 85 marcas diferentes de bebidas y 25 marcas de snacks que vienen predominantemente en envases de plástico de un solo uso, de acuerdo con las autoridades.

“Los envases de plástico se han convertido en una forma persistente y peligrosa de contaminación a lo largo de las orillas del río Buffalo y en su cuenca”, dijo la Fiscalía General al anunciar la demanda.

En 2022, la fiscalía realizó una encuesta de todos los tipos de desechos recolectados en 13 sitios a lo largo del río Buffalo, de las 1.916 piezas de basura plástica recolectadas con una marca identificable, más del 17 por ciento fueron producidas por PepsiCo. 

“Los envases de plástico de PepsiCo excedieron con creces cualquier otra fuente de estos desechos plásticos identificables a lo largo del río, y fueron tres veces más abundantes que el siguiente mayor contribuyente”, detalló.

Entre el 2013 y 2022, aproximadamente el 78 por ciento de los desechos recolectados por los voluntarios de Buffalo Niagara Waterkeeper en la cuenca del río Buffalo fueron plásticos.

La fiscalía explicó que cada año se encontraron cantidades significativas de envases de plástico de un solo uso para alimentos y bebidas, incluidos envoltorios de alimentos, botellas de plástico y tapas de botellas del tipo producido por PepsiCo. 

Ese tipo de envases una vez en el medio ambiente comienza rápidamente a descomponerse y liberar microplásticos peligrosos.

Un estudio nacional realizado por la organización no gubernamental Break Free From Plastic agregó 2.125.415 artículos de desechos plásticos de 2.373 recolecciones separadas en todo Estados Unidos entre 2018 y 2022. 

En cada año, el estudio documentó a PepsiCo como el fabricante número uno o dos de basura plástica de marca recolectada en todo Estados Unidos, resaltó la fiscal.

“Se han encontrado grandes cantidades de microplásticos en el río Buffalo, y un análisis de esos fragmentos ha confirmado la presencia de microplásticos en envoltorios de bocadillos y polímeros del tipo utilizado en las botellas y tapas de botellas de plástico de PepsiCo”, agregó.

En la demanda se alega que PepsiCo ha contribuido significativamente y continúa contribuyendo a la existencia de una molestia pública que daña a la comunidad que vive en la ciudad de Buffalo, y al medio ambiente. 

“PepsiCo también ha engañado al público sobre la eficacia de su reciclaje de plástico y sus esfuerzos para combatir la contaminación plástica. Por ejemplo, las declaraciones de PepsiCo han engañado a los consumidores y al público al crear la impresión de que la empresa estaba logrando avances significativos hacia la reducción del uso de plástico no reciclado (virgen) en sus envases, pero no se está logrando tal progreso”, se indicó en la demanda.

Según la Fiscalía General de New York durante los últimos cuatro años, el uso de plástico virgen por parte de PepsiCo ha aumentado año tras año. “Solo en 2022, PepsiCo reconoció que el uso de plástico virgen en sus envases de plástico aumentó un 11 por ciento”.. 

James también acusa a PepsiCo de no advertir a sus consumidores sobre el riesgo de daño a la salud humana y al medio ambiente que representan sus envases. 

En esta nota

contaminacion

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain