Evita estos 3 errores al cocinar con jengibre

Agregar un toque de jengibre le da sabor especial a las preparaciones, conoce tres trucos para cocinar con esta raíz milenaria

El jengibre posee interesantes propiedades esotéricas.

El jengibre posee interesantes propiedades esotéricas. Crédito: Karolina Grabowska | Pexels

El jengibre es una raíz milenaria con múltiples usos, desde remedios caseros, hasta ser el ingrediente estrella que le da sabor y un toque diferentes a nuestros platillos. El empleo de esta raíz se hace cada día más popular por sus propiedades al consumirlo, por lo que es importante saber usarlo. En esta entrega revisaremos tres errores que se comenten con el jengibre en la cocina.

Con unos sencillos trucos podrás aprovechar el sabor, la forma y la textura de esta versátil raíz que le da un sabor único a las preparaciones y además a aprovecharlo al máximo.

Cocinar con jengibre puede ser todo un arte, por eso te compartimos 3 trucos para evitar errores en la cocina.

¿Cuál es la forma correcta de pelar el jengibre?

Jengibre
Hay muchas formas de consumir jengibre, lo que hace que sea una alimento muy versátil.
Crédito: Shutterstock

La piel del jengibre no es dura, por lo que con una cuchara es suficiente para desprenderla, ya que permitirá a quitar la capa exterior sin raspar el interior del jengibre, según explicó el popular chef televisivo Jamie Oliver.

Otro de los útiles consejos de Oliver, es usar un cuchillo para cortar los trozos exteriores, luego dejar secar para ser utilizados para preparar té de jengibre casero.

Rallar y cortar el jengibre con estos consejos

Los chefs coinciden en afirmar que para cortar o rallar el jengibre primero se deben retirar los bordes nudosos, luego se retira la piel y se comienza a rallar por la parte con los agujeros más pequeños de un rallador de queso.

Otra opción es rallar el jengibre con la piel. Mientras que para picar se sugiere cortar la raíz por la mitad para tener una superficie plana para trabajar.

Posteriormente, se coloca el lado plano hacia abajo y usa tu cuchillo para cortar el jengibre en tiras finas antes de darles la vuelta y cortarlas en trozos más pequeños, indica Mashed. Puedes continuar el proceso hasta obtener cortes picados uniformes.

Los expertos indican que el jengibre en rodajas se emplea en caldos, sopas o tés, en cambio, el picado o rallado se utiliza en preparaciones en las que se desea el sabor a jengibre sin encontrar trozos de raíz en la comida, como en las salsas y salteados.

¿Molido o fresco?  Cuál es la mejor forma de utilizar el jengibre

jengibre
Fuente: Pixabay
Crédito: Pixabay

El jengibre fresco tiene un delicioso aroma entre cálido y algo picante, y le da ese toque de sabor a nuestras preparaciones, ideal para aportar esos sabores en un plato.

Mientras que el jengibre molido puede aportar ese picante y también es más fácil emplearlo en caso no quieras trozos de esta raíz en las preparaciones, como el pan de jengibre o galletas.

La principal diferencia entre el jengibre fresco y el molido está en el aroma el plato, como en las galletas o el pan de jengibre. Otra diferencia es que el jengibre molido, tenga en cuenta que normalmente no necesita la misma cantidad que si fuera fresco porque es un polvo. La recomendación es ¼ de cucharadita de jengibre molido para reemplazar 1 cucharadita de jengibre fresco.

Sigue leyendo:

. Descubre el poder medicinal del jengibre: ayuda a aliviar la hinchazón

. Seis alimentos ricos en glutatión: poderoso antioxidante para prevenir el envejecimiento

. Jengibre una raíz milenaria con efectos curativos: conoce sus usos terapéuticos

En esta nota

jengibre

Suscribite al boletín de Comida

Recibe gratis novedades sobre alimentación y nutrición para una vida saludable en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain