Por qué coquetear con otros puede ser bueno para tu relación

El coqueteo es una parte importante de nuestras interacciones sociales cuando estamos solteros. Pero ¿qué ocurre cuando estamos en pareja?

0f32e070-c6ca-11ee-b518-c3290859e582

Crédito: Getty Images

Algunas personas parecen tener un talento natural para coquetear, mientras que muchas dicen que es una habilidad que los frena. ¿Qué distingue a los buenos y malos flirteadores? ¿Puedes aprender a hacerlo mejor?

En un bar lleno de gente un viernes por la noche muy concurrido, un cliente se sienta solo, esperando a un amigo. La camarera, al notar al cliente solitario, comienza a conversar, preguntarle sobre su día y a hacerlo sentir bienvenido. Pronto, la pareja está llevándose de maravillas, los minutos pasan volando y pronto la tardanza en la llegada del amigo queda en el olvido.

La camarera y la conversación coqueta de este encuentro casual hacen que el cliente se sienta relajado. El cliente disfruta de la atención, ¿y por qué no?

“Cuando alguien coquetea contigo, te sientes valorado y tu percepción de tu atractivo aumenta”, dice Gurit Birnbaum, profesor de psicología en la Universidad Reichman en Israel. En otras palabras, que te coqueteen se siente bien. ¿Pero también puede ser bueno para ti?

En el escenario del bar, nuestra camarera no sabe que el cliente ya tiene una relación. (Birnbaum señala que incluso si alguien está en una relación, es de esperar que coquetee con otros. “Con el tiempo, la gente tiende a fantasear con otras personas. Eso es normal, no significa nada malo acerca de la relación”.)

Sin embargo, hay algo más extraño en esta floreciente interacción en un bar. Si bien podría ser el tipo de interacción que podría estar teniendo lugar en este momento en algún lugar del mundo, en esta ocasión, la camarera está generada por computadora y toda la interacción se lleva a cabo en realidad virtual. Está ocurriendo en un mundo soñado por Birnbaum.

¿Coqueteo fantasioso?

Una pareja coqueteando en una fiesta
(Foto: GETTY IMAGES)

Al reflexionar sobre la idea de que las personas comienzan a fantasear con los demás cuando mantienen relaciones a largo plazo, Birnbaum se preguntó si las fantasías podrían usarse para ayudarnos a regular nuestros deseos más destructivos. Se preguntó si coquetear con un camarero o camarera virtual haría que alguien en una relación comprometida fuera más o menos propenso a coquetear con alguien en la vida real.

“Pensé que este espacio seguro [la realidad virtual] podría ayudar a las personas a controlar sus deseos y a mantener sus relaciones actuales”, dice. “Puedo pensar en lo que quiera y luego lo termino. Y no tengo que actuar según esas fantasías”.

La camarera virtual parece un poco extraña: sus movimientos son rígidos y su rostro da un poco de miedo. (“La realidad virtual es mucho más inmersiva de lo que puedes ver en el vídeo, así que no te decepciones”, advierte Birnbaum cuando me envía una grabación de pantalla). Ciertamente no podría confundirse con una persona real. Pero el discurso es realista y en una interacción de cinco minutos la conversación fluye de forma bastante auténtica.

Después de quitarse los auriculares, a las personas que participaron en el experimento de Birnbaum se les presentó con una entrevistadora atractiva -según los parámetros convencionales- o un extraña atractiva, que en realidad era una investigadora que se hacía pasar por alguien que necesitaba ayuda.

Los sujetos que habían coqueteado con la camarera virtual dijeron que encontraban a la entrevistadora menos atractiva y dedicaban menos tiempo a ayudar a la extraña que aquellos que mantuvieron una conversación sin coqueteo. Es como si, dice Birnbaum, coquetear en el bar virtual los hubiera vacunado contra una tentación de la vida real. Los sujetos también dijeron que deseaban más a su verdadera pareja después de haber flirteado en el bar virtual.

Afianzar vínculos

Caricatura de una pareja coqueteando
El coqueteo puede ser una combinación de acciones verbales y físicas que pueden ser tanto abiertas como encubiertas. (Foto: GETTY IMAGES)

Coquetear con extraños durante una relación podría fortalecer el vínculo entre la pareja, sugiere Birnbaum, pero advierte que esto podría ser un terreno resbaladizo. Tener una sólida comprensión de tus propios límites y los de tu pareja en el coqueteo es esencial, dice. Los factores que pueden hacer que alguien pase del coqueteo inofensivo al engaño pueden ser sutiles.

“Cuando las personas están expuestas a normas de infidelidad, por ejemplo si sabes que tus compañeros engañan a sus parejas, es más probable que tú mismo lo hagas”, dice. A esto se le llama “infidelidad contagiosa”.

Birnbaum añade que existe una “constelación de rasgos de personalidad” que hacen que algunas personas sean más resilientes o más propensas a la infidelidad. Por ejemplo, las personas más narcisistas o con inseguridades en el apego tienen más probabilidades de hacer trampa que otras. “Tenemos que tener en cuenta muchos factores para poder predecir qué experiencias seductoras conducirán a la infidelidad”, afirma Birnbaum.

Si bien el coqueteo cuidadoso puede ser bueno, muchas personas se consideran malas para ello. En una encuesta realizada a casi 7.000 usuarios masculinos de Reddit, tener pocas habilidades para coquetear fue la quinta razón más común (de 43) que los hombres dieron para estar solteros.

Afortunadamente para esas personas, tal vez sea posible aprender a flirtear mejor. Después de tres horas de entrenamiento para coquetear, que implicó aprender técnicas para parecer más seguros al hablar, un grupo de participantes adultos obtuvo puntuaciones más altas en capacidad de coqueteo y en extroversión.

Técnicas de coqueteo

Una ilustración de una fiesta
Para muchos, el arte de la coquetería puede parecer todo un misterio. (Foto: GETTY IMAGES)

También se pueden aprender otras habilidades de coqueteo. La postura corporal expansiva (como adoptar una postura más amplia, mirar directamente a tu interlocutor y levantar la cabeza) aumenta el atractivo romántico tanto para hombres como para mujeres, tal vez porque asociamos ocupar espacio con dominio y ser expansivo con apertura (aunque ser desagradablemente expansivo -conocido en inglés como “manspreading”- es algo que puede provocar la ira de algunos).

El efecto se produce tanto en un escenario de citas rápidas de la vida real como en perfiles de citas en línea. Teniendo en cuenta que un encuentro breve o el simple hecho de deslizar una fotografía pueden aumentar o disminuir las posibilidades de que alguien coquetee con éxito, maximizar el espacio podría aumentar las posibilidades de éxito romántico.

La maximización del espacio no es algo de lo que necesariamente seamos siempre conscientes, dice T Joel Wade, profesor de psicología en la Universidad de Bucknell en Estados Unidos. “No es como, oh, hay alguien hermoso, déjame extenderme. Es simplemente un comportamiento natural”. Esta demostración no verbal de dominio puede tomar la forma de extender el cuerpo o las posesiones para mostrar comodidad y pertenencia a un espacio, explica.

Si bien el coqueteo puede ser generalmente un acto abierto, también puede ser encubierto: acciones que no necesariamente crees que son coqueteo en absoluto, explica Maryanne Fisher, profesora de psicología en la Universidad St Mary’s en Canadá. La gente coquetea principalmente con señales no verbales, como acariciarse el pelo. Dice que este comportamiento se llama “autoarreglo”. “Es la idea de hacerme más atractivo para ti”, apunta.

Las diferencias en las técnicas de coqueteo son ciertas independientemente de la orientación sexual. Por ejemplo, los hombres, las personas que describieron su identidad como “masculina” y las personas que se adhieren a roles de género “masculinos” tienen más probabilidades de coquetear abiertamente a través de las cosas que dicen y hacen, independientemente de quién les atraiga. Mientras que las mujeres, las personas que se identifican como “femeninas” y las personas que describen su ideología de rol de género como “femenina” tienen más probabilidades de coquetear de forma encubierta y no verbal.

Si la orientación sexual no predice los estilos de coqueteo, la investigación existente, que se ha centrado en gran medida en los roles sexuales normativos y el género, puede ser “adecuada para capturar experiencias de comportamiento coqueto entre individuos de minorías sexuales”, escriben Jenn Clark, de la Universidad de Columbia Británica en Canadá, Flora Oswald, de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos, y Cory L Pedersen, de la Universidad Politécnica de Kwantlen en Canadá.

Hay algunas investigaciones que sugieren que puede haber una ligera diferencia entre las distintas orientaciones sexuales, pero en general tiende a haber mucha universalidad [entre el estilo de coqueteo y el género]“, coincide Wade.

Una caricatura de una mujer coqueteando
Siempre es necesario saber los límites de la pareja si se va a coquetear con alguien más. (Foto: GETTY IMAGES)

Otros ejemplos encubiertos de coqueteo son las “señales de unión”, que pueden ser cualquier cosa, desde iniciar contacto visual, abrazarse, reírse de chistes, hasta algo más relacionado con los gérmenes, como compartir comida, algo que normalmente no hacemos con un extraño.

En un contexto sin coqueteo, tomar el apellido de la pareja en el matrimonio o usar un anillo de bodas serían símbolos de estar vinculado a otra persona. “Las señales de unión a menudo se realizan en ausencia de la pareja para indicar que estás tomado”, dice Fisher.

También se pueden utilizar para indicar que alguien más no está disponible. “Si quieres indicar que tu pareja está tomada, la forma más sencilla de hacerlo es realizar una acción. Es más fácil rodear a alguien con el brazo que decirle a alguien que retroceda”, dice Fisher.

Pero si las señales de coquetería son rechazadas, o si no son muy bien recibidas, estas son señales que informarán a los potenciales cazadores furtivos de pareja sobre el nivel de compromiso en la relación existente de su interés romántico, y si tienen o no una oportunidad.

Y, por supuesto, no demostrar un interés exclusivo es uno de los comportamientos de coqueteo más repelentes, tal vez porque nos gusta tener toda la atención de las personas con las que salimos.

Un valor escondido

Una ilustración de coqueteo en una fiesta
Las señales de coqueteo encubiertas pueden ofrecer una salida rápida si de repente te encuentras con atención no deseada. (Foto: GETTY IMAGES)

Los ejemplos sutiles de coqueteo pueden ser útiles, agrega Wade, porque el coqueteador también puede cerrar rápidamente una interacción si es necesario y al mismo tiempo tener una negación plausible de que alguna vez hubo un interés romántico en primer lugar.

Generalmente, los hombres sobreestiman el interés romántico, tal vez confundiendo la amistad con la atracción, y las mujeres lo subestiman, de donde podría provenir la idea de la “zona de amigos”.

“La llamada tasa de falsos positivos es muy diferente para los hombres heterosexuales que para las mujeres heterosexuales”, dice Fisher. “Sonreír, al menos en la cultura canadiense, es algo predeterminado, ¿verdad? Es una forma de calmar las situaciones, aumentar la percepción de amistad. Pero los hombres heterosexuales ven a las mujeres sonriendo y piensan: ‘Oh, ella está interesada en mí’. “

Algunas empresas se han aprovechado de la percepción excesiva del coqueteo, dice Fisher, usando mujeres en roles de atención al público, como las anfitrionas en los restaurantes. “Ha habido casos judiciales en Estados Unidos en los que las mujeres dicen que les están coqueteando porque en su trabajo les dicen que sonrían y que participen en esta interacción forzada que se percibe de manera sexual”, dice. Y son las mujeres las que se ven afectadas de una manera desproporcionada.

Entonces, vale la pena preguntarse: ¿estaba realmente interesada esa camarera virtual en el cliente solitario o simplemente estaba siendo una buena camarera?

Sigue leyendo:

* Columna de María Marín: Descubriendo el amor auténtico
* 4 factores que perjudican la libido de hombres y mujeres
* Divorcio en Estados Unidos 2023: Las 6 razones principales por las que las parejas deciden separarse

Línea

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

En esta nota

pareja

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain