Hispana fue baleada en la cabeza por un hombre antes de quitarse la vida en Brooklyn, investigan como asesinato-suicidio

Luz Espinal fue hallada muerta con un tiro en la cabeza junto al cuerpo de un hombre que se suicidó tras dispararle a la mujer en su apartamento de Brooklyn, aparentemente el sujeto era su novio "controlador" según el superintendente del edificio en el que residía

La identidad del tirador se mantendrá anónima hasta que se notifique a sus familiares, dijo NYPD.

La identidad del tirador se mantendrá anónima hasta que se notifique a sus familiares, dijo NYPD. Crédito: John Minchillo | AP

Un sujeto le disparó mortalmente a una mujer en la cabeza antes de apretar el gatillo en su cabeza durante un asesinato-suicidio en Brooklyn, informaron las autoridades.

Los funcionarios respondieron a un reporte al 911 a las 4:45 de la noche del viernes en un apartamento en el primer piso en Logan Street, cerca de Etna Street en Cypress Hills, hallaron a Luz Espinal, de 43 años, y al hombre de 40 años, los dos con heridas de bala en la cabeza, manifestaron los oficiales.

Asimismo, dieron a conocer que se recuperó un arma cerca del individuo que se quitó la vida.

“Parece un asesinato-suicidio”, dijo un vocero del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) el sábado en la tarde, señalando que aún se realizaría una autopsia.

La identidad del tirador se mantendrá anónima hasta que se notifique a sus familiares, expresó el representante del NYPD.

La víctima era una exasistente de atención domiciliaria y madre de dos hijos adultos y una niña de 7 años, que vivía en el apartamento del primer piso donde tuvo lugar la violencia, de acuerdo con los vecinos y el superintendente del edificio.

Los residentes afirmaron que hace poco empezó a salir con un hombre que era “muy controlador”, obligándola a limpiar todas sus redes sociales, informó New York Post.

“Es muy triste, todos somos como una familia en este edificio”, lamentó el superintendente Santos Araujo, quien explicó que Espinal era una “señora muy feliz” pero el hombre “parecía antisocial… nunca me gustó el tipo. No era amigable, era raro”.

El superintendente señaló que Espinal dejó a su hija en la escuela el día viernes y la hermana de la mujer lo llamó desde República Dominicana y le preguntó si podía ver como estaba porque no podía “ponerse en contacto” con ella.

Ni Araujo ni su esposa, que tocaron a su puerta, pudieron hallar a Espinal, pero escuchó llorar a su perro dentro.

“Le dije a mi esposa que algo no pinta muy bien. Entonces mi esposa me dijo que su hijo viene por aquí. Llegó a las ventanas y así se enteró de la situación. Es muy triste. Llamaron a la policía”, indicó Araujo.

La pareja solo había permanecido en la relación unos pocos meses, agregó que alguna vez la “dama muy feliz” que solía hacer karaoke en su apartamento ya no era la misma.

“Ella era muy popular. Después de conocer a este chico, ella cambió mucho”, dijo el superintendente, quien se percató que Espinal, a quien normalmente le encantaba tocar música, había dejado de hacerlo en diciembre.

El sábado pusieron un pequeño monumento en su honor cerca del apartamento con velas encendidas.

Sigue leyendo:

En esta nota

Brooklyn

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain