Programa de Trasplantes del Lucile Packard Children’s Hospital Stanford Reconocido Otra Vez como Líder Nacional

* Las estadísticas destacan la preeminencia de los programas de
trasplante de hígado, riñón, corazón y multi-órganos


STANFORD, California–(BUSINESS WIRE)–De acuerdo con los datos recientemente publicados por la Red
de Adquisición y Trasplante de Órganos
, el Lucile Packard Children’s
Hospital Stanford es confirmado una vez más como líder nacional en
trasplantes pediátricos de órganos.

La red, que evalúa el estado de los trasplantes de órganos sólidos en
Estados Unidos, dio cuenta de los siguientes logros para Lucile Packard
Children’s Hospital y Stanford Children’s Health en 2015:

  • Empatado en el puesto n.º 1 en volumen de trasplantes pediátricos de
    órganos para menores de 18 años en Estados Unidos. Lucile Packard
    Children’s Hospital Stanford también se ubicó en el puesto n.º 1 en
    volumen de trasplantes en 2014.
  • Empatado en el puesto n.º 1 en volumen de trasplantes de riñón en
    Estados Unidos.

    • Stanford tiene el único programa de trasplantes pediátricos de
      riñón en el país, lo que lo ubica en los puestos n.º 1 y n.º 2 en
      volumen de trasplantes durante los últimos cinco años.
  • N.º 1 en volumen de trasplantes de hígado en el oeste de Estados
    Unidos.

    • El equipo de Stanford se especializa en los receptores de hígado
      más pequeños y más enfermos: un tercio es menor de 2 años y 45 por
      ciento están lo suficientemente enfermos como para estar
      internados mientras esperan el trasplante.
    • De acuerdo con los datos de 2015 del Registro
      Científico de Receptores de Trasplantes
      , el programa de
      trasplante de hígado tiene la mejor tasa de supervivencia de
      pacientes de tres años de EE. UU.
  • N.º 1 en volumen de trasplantes de corazón en California.

    • Además de realizar 20 trasplantes de corazón en 2015, el equipo
      implantó 11 dispositivos de asistencia ventricular, que ayudan a
      prolongar la vida de los pacientes hasta que reciben el corazón de
      un donante.
    • Cinco de los receptores de dispositivos de asistencia ventricular
      están siendo actualmente monitoreados en sus hogares, lo que
      significa que pueden estar con sus familias y continuar muchas de
      sus actividades normales mientras esperan el trasplante, o quizás
      evitarlo directamente.

“Los nuevos datos hablan de nuestra experiencia fenomenal, y la
experiencia salva vidas”, afirmó el Dr.
Carlos Esquivel, PhD
, profesor de cirugía Arnold and Barbara
Silverman y jefe de trasplante abdominal de la Facultad de Medicina de
la Universidad de Stanford. Esa experiencia se puso ciertamente de
manifiesto el 10 y 11 de marzo, cuando el equipo de trasplante del
hospital llevó a cabo las operaciones que salvaron las vidas de cuatro
niños que recibieron, respectivamente, un corazón y un riñón, pulmones,
un hígado y un riñón, todos de un único donante fallecido.

Además de los trasplantes de hígado, riñón, corazón, intestino y pulmón,
el hospital también realiza trasplantes de órganos combinados en los que
dos o más órganos, como corazón y pulmones, corazón e hígado, corazón y
riñón, riñón e hígado o hígado, intestino y páncreas, se trasplantan al
mismo paciente en una misma cirugía.

El alto volumen de trasplantes del hospital, y su tasa de éxito
igualmente alta, son muy notables porque se logran con los casos más
difíciles de alta gravedad.

“Nuestro centro es conocido por ayudar a niños que han sido declarados
como no trasplantables en otros hospitales”, comentó el Dr. Paul Grimm,
director médico del Programa de Trasplante Pediátrico de Riñón del
hospital. Esos pacientes difíciles para trasplantar incluyen a muchos
bebés y niños cuyo tamaño pequeño hace que sus cirugías sean un desafío.
“En la mayoría de los programas de trasplante infantil de riñón, casi
todos los pacientes son adolescentes y niños mayores. En Packard
Children’s, un tercio de nuestros pacientes tienen menos de 5 años”,
agregó Grimm. “Esto habla a las claras de nuestras capacidades
extraordinarias”.

El hospital también fue recientemente reconocido
por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. por su
promoción de la inscripción de donantes de órganos en California. El
galardón de oro para la Campaña de Donación de Órganos de Hospitales
representa el nivel más alto de reconocimiento posible para los
esfuerzos de educación e inscripción de nuevos donantes. Es un gran hito
para que el equipo celebre durante el Mes
Nacional de Donación de Vida
en abril.

Además de alcanzar la excelencia clínica y aumentar la concientización
de los donantes, los científicos clínicos del hospital están
construyendo la historia
de innovación en trasplantes
de Stanford Medicine. Esto incluye el
desarrollo de un régimen de medicamentos libres de esteroides para
receptores de riñón que, desde su invención a principios del 2000,
permitió que miles de niños de todo el mundo eviten los efectos
secundarios negativos de los esteroides.

Hoy, la investigación financiada por el NIH del equipo está
identificando biomarcadores que puedan precisar quiénes son los
receptores de trasplantes que están en riesgo de rechazo de órganos y
quiénes no. La meta última de los investigadores es permitir la
inmunosupresión personalizada, adaptando las dosis de medicamentos de
cada paciente a la propia respuesta inmune del paciente. El trabajo
refleja el foco de Stanford Medicine en la medicina de precisión, cuya
meta es anticipar y prevenir enfermedades en los sanos y diagnosticar
con precisión y tratar las enfermedades en los enfermos.

“Los programas clínicos y de investigación de Stanford están entre los
programas de élite de la nación, y continuamos siendo líderes
internacionales en el desarrollo de protocolos de trasplante”, concluyó
Esquivel. “Cada parte de nuestra investigación y cada parte de nuestra
atención nos enseña cómo ser mejores en lo que hacemos. Estamos muy
orgullosos de este reconocimiento, y esperamos continuar con nuestro
éxito en el futuro”.

Acerca de Stanford Children’s Health y Lucile
Packard Children’s Hospital Stanford

Stanford Children’s Health, junto con Lucile Packard Children’s Hospital
en su esencia, es la mayor empresa de atención médica del Área de la
Bahía, dedicada exclusivamente a los niños y a las mujeres embarazadas.
Reconocido desde hace tiempo por U.S.
News & World Report
como uno de los mejores de los Estados
Unidos, somos un líder mundial en su clase, al ofrecer atención y
resultados extraordinarios en cada especialidad pediátrica y obstétrica,
con el cuidado que va desde la rutina hasta lo inusual,
independientemente de la capacidad que tenga una familia para pagar.
Junto con los médicos, las enfermeras y el personal de Stanford
Medicine
, ofrecemos nuestra investigación y atención innovadora a
través de asociaciones, colaboraciones, difusión, clínicas
especializadas y centros de atención primaria en más de 60 localidades
en el norte de California y 100 localidades en la región occidental de
los EE. UU. Como organización sin fines de lucro, estamos comprometidos
a apoyar a nuestra comunidad (desde el cuidado de niños sin seguro o con
seguro insuficiente, adolescentes sin hogar y madres embarazadas, hasta
la ayuda para restablecer el cargo de enfermeras escolares en las
Facultades locales). Para obtener más información, visite stanfordchildrens.org
y nuestro blog
Healthier, Happy Lives
. También puede averiguar cómo estamos Construyendo
el Hospital del Futuro
. Únase a nosotros en Facebook,
Twitter,
LinkedIn
y YouTube.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión
oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación
y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única
versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Lucile Packard Children’s Hospital Stanford
Samantha Dorman,
650-498-7056
sdorman@stanfordchildrens.org