El voto latino no fue suficiente para detener la embestida de la base de Trump

El estudio más detallado del voto latino rechaza la premisa de los grandes medios de comunicación sobre el voto latino y señala que a pesar de haber votado en mayor cantidad y más sólidamente contra Trump que casi ningún grupo, el esfuerzo de esta comunidad se quedó corto en comparación.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
El voto latino no fue suficiente para detener la embestida de la base de Trump

Los votantes latinos no causaron la elección de Donald Trump y aunque sí votaron en cantidad -y proporción- con un margen mayor de rechazo a un candidato presidencial que nunca antes en la historia, no fue suficiente por una simple razón: los votantes latinos no fueron los únicos entusiasmados.

Está claro que los votantes de Trump también estaban movilizados, y que son más.

Las grandes cadenas de televisión mantuvieron ayer durante todo el día que los latinos “habían dado a Trump un margen mayor del voto que dieron a Mitt Romney en 2012”.

Encuestadores, expertos, y las mismas encuestas que antes hicieron esas mismas cadenas, con muestras adecuadas de voto latino, niegan y rechazan esa afirmación.

No, los latinos no dieron el 29% de su voto a Trump, dijo Matt Barreto, codirector y fundador de Latino Decisions. “La metodología que usaron estas encuestas nacionales de salida es la misma que usaron siempre y que anteriormente ellos mismos han reconocido, es insuficiente para capturar con certeza el voto de grupos pequeños de la población”, dijo Barreto.

Las mismas cadenas habían hecho algunas encuestas de voto latino anteriormente al día electoral, y estas dieron resultados similares que el estudio de Latino Decisions. La encuesta anterior de Univisión-Washington Post halló que sólo el 19% de latinos apoyaba a Trump, la de NBC-Telemundo encontró sólo 17% para Trump, la de FIU New Latino un 13%.

Además, los latinos dijeron que, en su gran mayoría, habían tomado su decisión hace “más de seis meses”.

El estudio a profundidad del voto latino que realizó Latino Decisions, bajo el patrocinio de numerosas organizaciones nacionales, puede verse en su totalidad en el sitio www.latinovote2016.comhttp://www.latinodecisions.com/recent-polls/

Algunos grupos apoyaron más a Trump que otros. Por ejemplo, el republicano tuvo más apoyo de los latinos republicanos, los latinos “born again” y poco más de la mitad de los cubanoamericanos de la Florida. El resto de la evidencia muestra que el rechazo a Trump fue mayoritario y abrumador. 

Pero en su mayoría, los latinos no apoyaron a Trump ni dejaron de votar. Un indignado Frank Sharry, presidente de la organización cabildera proinmigrante America´s Voice, resumió así lo ocurrido.

“Los latinos no perdieron, sino que ganaron los racistas de Estados Unidos. Este país, aunque nos duela admitirlo, no ha superado ese amargo capítulo del rechazo al otro, ya sea por su color, su idioma o su origen. Y es un sentimiento tan arraigado que fue fácil para un demagogo, misógino, antiinmigrante, xenófobo y racista hipnotizar a una masa blanca multiforme que se había mantenido agazapada a la espera del primer “Mesías” de pelo rubio que los representara”, dijo Sharry.
Más allá de las interpretaciones, el resultado, a grandes rasgos, fue el siguiente:
  • En condados con alto porcentaje de población latina votante, hubo un aumento del 6 al 16% del voto de ese grupo
  • El voto latino dió únicamente 18% a Trump, mucho menos que el 27% que predijo la encuesta de salida de las grandes cadenas.
  • En Florida, donde quedó claro que los cubanoamericanos votantes del sur del estado fueron los más “pro-Trump” entre los latinos, menos cubanoamericanos votaron por Trump que los que votaron por Romney en 2012. Es decir, muchos de ellos abandonaron al republicano y se fueron con Hillary Clinton. Pero aún así, un 45% de los cubanoamericanos de la florida -y de la nación- votaron por Trump.

Hace cuatro años, el voto cubano para Barak Obama fue de 35% y 65% para Romney. Este año, un 47% de cubanos votó por Hillary y un 52% por Trump, una ligera mayoría y no la abrumadora mayoría que apoyó a Romney.

En una columna hace algunos días, el analista Andrés Openheimer indicaba que los cuban americanos que votan -que son los mayores en edad, los que tienen más años en el país- estaban de acuerdo en cierta apertura con Cuba pero han visto con malos ojos la política del presidente Obama de ir “demasiado rápido” y en forma “unilateral”, sin obtener concesiones de Cuba en derechos humanos.

No hay señal de que otros grupos nacionales latinos hayan apoyado a Trump más allá del 20% del voto.

La encuesta de salida que la mayoría de los medios nacionales reportaron dió un número más alto de voto latino por Trump, porque probablemente “no entrevistaron a latinos en condados de alta proporción de latinos, no ajustaron la muestra para reflejar la demografía de estos y no hicieron encuestas en español”, dijo Barreto.

Algunos otros resultados:

  • Hombres latinos (nación) 71% Clinton 24% Trump
  • Mujeres latinas (nación) 86% Clinton12% Trump
  • Origen mexicano 81% Clinton 15% Trump
  • Puertoriqueños 79% Clinton 19% Trump
  • Centroamericanos 82% Clinton 15% Trump
  • Suramericanos 81% Clinton 16% Trump
  • Habla hispana: 89% Clinton y 9% Trump (el apoyo más bajo, se asume que son inmigrantes)
  • Habla inglesa: 75% Clinton y 21% Trump
  • Católicos 82% Clinton 15% Trump
  • Born Again 60% Clinton y 37% Trump

Te recomendamos