El Papa: la pederastia es un ‘crimen’

Benedicto XVI llegó a Alemania en visita de 4 días y dice entiende las protestas

Berlín/EFE – Benedicto XVI “entiende” que los fieles abandonen la Iglesia por los casos de pederastia, está convencido de que sin el derecho el Estado se vuelve una “cuadrilla de bandidos” y que no se puede ignorar a los grupos ecologistas, y ha advertido de que no se puede manipular al ser humano a su antojo.

El papa Ratzinger ha hecho estas manifestaciones en Berlín, primera etapa de su tercer viaje a su Alemania natal, una visita de marcado carácter ecuménico que realiza en un momento difícil para la Iglesia alemana debido a los casos de curas pederastas, la pérdida de fieles y el fuerte secularismo existente en la nación de la Reforma protestante impulsada hace casi 500 años por Lutero.

Ya en el avión que le trasladaba de Roma a Berlín, el pontífice calificó como “crímenes” los casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos y señaló que “entendía” que las personas se puedan sentir escandalizadas” por esos abusos y que muchos hayan abandonado la Iglesia.

En Alemania en los últimos treinta años por lo menos 350 niños sufrieron abusos y, según datos de la iglesia local, el pasado año abandonaron el seno de la Iglesia católica 181.000 personas.

Nada más pisar Berlín, dijo que venía “no para obtener objetivos políticos o económicos, sino para encontrar a la gente y hablarles de Dios”.

El papa se reunió con el presidente, Christian Wulff, y la canciller, Angela Merkel, y pronunció un largo y denso discurso en el Bundestag, el Parlamento federal, al que no asistieron cerca de un centenar de diputados de izquierdas (del partido Socialdemócrata, Los Verdes y La Izquierda) al considerar que la intervención del jefe de la Iglesia Católica contraviene el principio de la neutralidad religiosa de la asamblea.