Otro tipo de árbol familiar

A todos nos interesa rastrear el origen de nuestros antepasados porque sin duda es parte de lo que somos. Seguramente usted se ha preguntado de dónde viene el pelo rojo, o el pelo rizado, los ojos verdes, la nariz larga, más aún si no es algo común en la familia. Sin embargo, muy poca gente se interesa de la misma manera en su historia médica familiar. ¿Qué enfermedades hay en la familia? ¿Puedo tener diabetes si mi abuela la padecía? El abuelo murió de ataque al corazón ¿tengo yo predisposición? Apuesto a que pocos se hacen esas preguntas. La historia médica familiar son las enfermedades que cada persona cercana de la familia tiene o tuvo. Tenga en cuenta que su perfil genético está formado en un 50/50 del su madre y su padre. Pero además de las características visibles, como el color de pelo o de ojos, también se hereda la predisposición a ciertas enfermedades. Por eso, el saber su historia médica familiar le puede dar herramientas importantes para la prevención y el diagnóstico temprano. Puede darle respuestas a muchas preguntas y ayudar a su médico a hacer un mejor trabajo con usted.

Calidad vs. cantidad

No se sienta mal si su amiga Carlota tiene 400 seguidores en Facebook y usted solamente…50. En una investigación reciente realizada en Francia, se ha demostrado que, efectivamente los amigos pueden aportar a su vida grandes beneficios en el plano psicológico: apoyo emocional, estabilidad, desahogo, servir de caja de resonancia para nuestros sueños, miedos y deseos. Incluso, a mantener a raya la demencia a medida que envejecemos. Por suerte, lo que cuenta es la calidad, no la cantidad. Por lo tanto, en lugar de cultivar cientos de conocidos a nivel superficial, dedique más tiempo a reforzar los lazos con esos amigos de toda la vida, en los que siempre puede confiar tanto para lo bueno como para lo malo. Además de gozar de buena compañía, le hará un gran favor a su salud mental. .