Rocío Agudo Calle: modista de polleras

Guía de Regalos

Nueva York – Lo que aprendió cuando crecía en Cuenca Ecuador, le está sirviendo para sobrevivir en Nueva York. Esta es la historia de Rocío Agudo Calle, una ecuatoriana que en los últimos años se ha dado a conocer más entre la comunidad ecuatoriana por sus diseños de polleras. Aunque llegó a la Gran Manzana hace casi 30 años, en los últimos años esta ecuatoriana ha retomado lo que aprendió con su familia de crianza.

¿Cómo aprendió a diseñar polleras?

Crecí con la familia Bojorque Arias en Cuenca, todos ellos trabajaban confeccionando las polleras y tienen una de las tiendas más grandes allá. Con ellos iba creciendo y al mismo tiempo iba aprendiendo lo que ellos hacían.

¿Cuánto hace que llegó a Nueva York?

Hace 29 años llegué a Queens. Era una madre soltera con tres hijos que mantener, entonces vine en busca de una vida mejor, porque allá (Ecuador) la situación estaba muy mal. Mis hermanos que ya vivían aquí en Nueva York me trajeron.

¿Cómo empezó a hacer polleras?

Tengo esta tienda donde vendo CD’s, hace tres años una señora entró a la tienda, vio mi pollera y me pidió que le hiciera una. En ese entonces no pude hacerla, porque aunque sabía no tenía la máquina para hacerla ni los materiales. Esa clase de máquinas no las venden aquí. Después mis hermanos viajaron y me la trajeron de Ecuador. Empecé a diseñar las polleras, pero también hago blusas típicas, rebosos y bolsos.

¿Qué es una pollera?

Es una vestimenta típica del Ecuador, usada en su mayoría por las cholas cuencanas, mujeres indígenas. Suele ser de tela muy gruesa y de forma cilíndrica o tronco-cónica. Generalmente son hechas con telas de colores fuertes como el “aromo”, “rosa clave”, “onza de oro”, y rojo, en su borde inferior lleva bordados multicolores en forma de guirnaldas y adornos con lentejuelas. Es una falda usada por la mayoría de personas allá en Cuenca, aquí se dice que es típico, pero allá casi todo el mundo la usa.

¿En qué temporada es que más vende polleras?

En diciembre, cada vez las ecuatorianas la están vendiendo más. Las están usando para las fiestas religiosas del Divino Niño Jesús y todas se las ponen, hasta a sus hijas desde pequeñitas las visten con el traje típico.

¿Por cuánto vende las polleras?

Las más pequeñas valen $50, pero pueden llegar a costar hasta $250. Todo depende la elaboración del diseño.

¿Desde cuándo tiene la tienda de venta de CD’s?

La abrí hace seis años, en la calle 102 y la avenida Roosevelt, pero la venta de música ha disminuido bastante. Antes de la tienda trabajaba haciendo ropa para niños con unos chinos. Pero hoy en día, lo que más vendo son las polleras y es lo que me ha ayudado a sobrevivir en esta crisis económica por la que está atravesando el país.

¿A dónde consigue los materiales para lo que diseña?

Todo es traído de Ecuador, las telas, el forro, la pedrería, todo lo que necesito para hacerlo lo mando traer de allá.

¿A dónde trabaja haciendo las polleras?

Bueno en casa las corto, les doy forma y las armo. Mi hija menor me ayuda. Aquí cuando llego a la tienda les hago los adornos en los bordados y es donde las vendo.

¿Qué hace en su tiempo libre?

No me queda mucho tiempo libre, pero cuando logro tener un tiempito, la paso en casa. Me gusta vestir mi cama de blanco, me pongo cómoda y veo televisión. Es una forma de relajarme y de descansar porque tengo un mal que me dio en el hígado y el doctor me recomendó mucho reposo.