Sofía Vergara

Nueva York – Ha seducido a millones con su acento y sensual figura en la serie comica ‘Modern Family’, pero este apenas es el comienzo de la actriz colombiana Sofía Vergara que se ha convertido en la nueva apuesta en el mundo de las comedias en Hollywood. Su rol de una pingüino en ‘Happy Feet 2’ la coloca al lado del polifacético actor Robin Williams, quien la quiere seducir a todo lo que da en el nuevo filme de Warner Brothers. Ella le da la voz al personaje de Carmen. Aquí te damos una probadita de la barranquillera.

Viajar a Australia a grabar las voces con los demás actores, me encantó la experiencia… y de verdad que es un honor ser Carmen, la novia pingüino de Ramón, que interpreta Robin Williams… Me fascinó participar en una película familiar tan linda, tan alegre, con tanto baile, donde se incluye el saborcito latino, junto a super estrellas como Matt Damon, Elijah Wood, Brad Pitt, y Pink que hacen unos personajes divinos, tiernos y bien cómicos; la película es en 3D, y quedó excelente porque te hace reír, llorar y ¡bailar sabroso!

Se me fueron muchos, y muchos fueron difíciles, pero oye: sólo para mí porque no servía para el papel, pero seguro eran bien facilitos ¡para las que se los ganaron! A mí me decían “no” una vez detrás de la otra pero nunca me lo tomé personal, es difícil, es como ganarse una lotería. Las audiciones son una locura… es más a mi mientras peor creía que lo había hecho, más rapidito me llamaban a leer otra vez. Y a veces juraba que estaban encantados conmigo y el teléfono no volvía a sonar. Con el tiempo ya empiezan a conocerte y a acordarse de ti los directores de casting y los productores y te llaman para ofrecerte directamente el papel. Yo iba a castings de roles serios y nos reíamos tanto mientras leía, que luego ellos y ellas mismas me llamaban para hacer comedia.

Muchísimo porque la hicieron pensando en mí. Sin embargo, ella es mejor que yo en muchos aspectos, es más apasionada, alborotada, no le tiene miedo a nada y todo lo que hace viene de esa necesidad de proteger a su familia como una leona cueste lo que cueste e insulte a quien insulte. Pero Gloria tiene mucho también de mi mamá y de mis tías y primas, de muchas amigas latinas mías echadas pa’ lante, cómicas y con pantalones. Cuando empiezo a leer las líneas de Gloria a veces ni yo misma entiendo lo que estoy diciendo, porque cada vez la quieren con acento más fuerte y los directores cada vez la ponen a gritar más, ella me encanta.

Todas las mujeres de mi familia son unos personajes y hoy en día cuando nos juntamos siempre hay alboroto, risas, gritos, chismes y la gente que nos ve de lejos se muere de la risa, hasta los que no entienden ni una gota de español. ¡Oyen el alboroto y creen que estamos peleando hasta que empezamos con las carcajadas! Yo chiquita me reía mucho con los tres chiflados pero me atormentaba cómo se pegaban y se apretaban la nariz y se cacheteaban. En la película, que esta comiquísima, van a ver quién es mi chiflado favorito y requete adorado sin lugar a dudas, pero ahora no les puedo decir…

Que aunque trabajen duro y se sacrifiquen mucho por sus hijos, no se olviden de las prioridades, no se pierdan etapas lindas que no regresan, piensen mucho cómo dividir su tiempo … A veces hay que bajarle un poquito al acelerador en la carrera para disfrutar más el camino, aunque uno no llegue tan rápido. Si yo no hubiera sido mamá tal vez hubiera podido lograr muchas cosas antes. Yo le dije que no a oportunidades importantes en lo laboral, económico y hasta en lo sentimental para poder estar pendiente de Manolo, y no me arrepiento, por el contrario. Las mamás solteras tenemos la ventaja que tenemos a nuestros hijos como motores y a la vez como anclas para andar por la vida con más fuerza y más cuidado ¿no? Ah y otro consejo, ¡Los hijos siempre vienen primero que cualquier hombre!

Yo no creo que realmente haya roto ningún estereotipo en Hollywood, delante de mi han venido actrices y estrellas de primera, espectacularmente bellas como Salma Hayek, Penélope Cruz y Jennifer López que han pavimentado el camino a Hollywood para que entremos las demás.

Yo estoy feliz, tranquila, gozando la vida… y yo soy mujer de extremos, si me casara -que no estoy diciendo que me voy a casar- tendría dos opciones: o me escaparía e hiciera una ceremonia chiquita privada o lo contrario, armaría una tremenda fiesta, un carnaval, gigante con tremendo vestido, orquestas y toda la gente que quiero con una parranda que duraría ¡3 días en mi país! Pero aclaro, no he dicho que me vaya a casar.