A morirse de la risa con Tammi Cubillete

Nueva York – Es una de las pocas latinas que se puede subir a una tarima y hacer reír a la audiencia. Tammi Cubillete nació para el escenario, de padres dominicanos, esta latina se crió en el Upper West Side de Manhattan.

Participó del show pionero de comedia “House of Buggin”, creado por el genio del famoso Johnny Legz, o como se le conoce en Hollywood, John Leguizamo.

“Fui al High School of the Performing Arts y estoy agradecida de haber recibido esta educación. Luego de que realizamos la audición para ‘House of Buggin’ me mudé a los Angeles donde estuve ahí por 10 años, intentando audiciones, pero tuve que volver a mi ciudad. La gente dice que hago comedia por naturaleza”, cuenta esta mujer de voz áspera y grandes ojos marrones, con una risa auténtica.

“Mis amigos me ayudan en el proceso si me pongo nerviosa”, cuenta la joven. Cubillete, quien reside en el mismo apartamento donde su mamá vivió hasta sus últimos años ubicado en el Upper West Side y ahora le dedica tiempo extra a su carrera centrada en el “stand up comedy”, un campo donde difícilmente vemos a latinas.

“En verdad no hay. No puedo pensar en un nombre de alguna latina mujer que se haya destacado en este arte”, relata cuando hablamos de mujeres hispanas que hagan un show de comedia en vivo y que hayan pegado con fuerza.

Otra de las faenas que la mantiene ocupada es la de educar a los más jovencitos, con el proyecto de un programa de educación actoral para los más pequeños.

Sin embargo, la compañía que empezó con otras dos amigas se ha tomado un receso. “Lo tuvimos que hacer por compromisos personales”, añade.

Cubillete siempre rememora su año en la cadena Fox. “Creo que el show de comedia fue pionero en su tiempo, pero era la explosión de los latino, no? Shakira, Ricky Martin…. Cuando realizamos las audiciones en aquel entonces, todos los latinos que querían ser actores estaban allí. Era un cuarto repleto de gente. Creo que John quería ser algo así como Spike Lee, pues teníamos que leer su propio material para las audiciones, y así fue como entré”, dice.

La actriz y educadora fue una de las pocas mujeres en participar en los episodios del programa de televisión, los mismos que aún están frescos en la memoria de los que llegaron a ver el exitoso show.

“Hubo diferencias creativas con Fox y por eso lo descontinuaron. Fue una lástima”, cuenta la actriz sobre el show que tuvo algunos episodios a mediado de los 90.

“Lo que sucedió en ese momento no creo que vuelva a pasar, en aquel entonces no había Internet. Todo era a raíz de boca, la gente se comentaba uno al otro sobre la audición. Yo no siquiera tenía un agente, hoy en día eso sería imposible de lograr”, opina la actriz que también trabaja en la Universidad de Columbia, mientras estudia para obtener su maestría en educación.

Como Talento de Barrio, esta joven dominicana asegura que la perseverancia lo es todo en esta competitiva faena.