Buscan destituir al alguacil Arpiao

Phoenix

Un grupo de residentes de Arizona que ya logró la destitución del principal arquitecto de la ley estatal SB1070, Russell Pearce, se propone ahora evitar la reelección del controvertido alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio.

“Al igual que Pearce, el alguacil Arpaio tiene una postura extremista en contra de los inmigrantes, en contra de la inmigración y queremos que esto termine”, dijo Randy Parraz, cofundador de la organización Ciudadanos para una mejor Arizona.

El alguacil, de 79 años, es la única autoridad en el estado en llevar a cabo redadas en contra de negocios que contratan a indocumentados y de detener a personas bajo la ley estatal “anticoyote”, que permite presentar cargos contra quienes admiten haber pagado los servicios de un traficante para ingresar a E.U.

Arpaio, también conocido como “el sheriff más duro del oeste”, actualmente se encuentra bajo investigación del Departamento de Justicia federal por acusaciones de prácticas de perfil racial en contra de hispanos durante sus operativos anticrimen, que han culminado con el arresto de docenas de indocumentados.

El alguacil aspira reelegirse en 2012, por lo que el grupo Ciudadanos para una Mejor Arizona busca informar a los votantes sobre las acciones de su departamento en contra de la comunidad para evitar que vuelva a repetir en el cargo.

“Vamos a tomar acción, nos vamos a enfocar en su contra”, enfatizó Parraz, quien hizo un anuncio formal de este esfuerzo el próximo lunes frente al Capitolio estatal en Phoenix.

Arpaio se desempeña como alguacil del condado Maricopa desde 1993, aunque su popularidad ha disminuido entre los votantes con el pasar del tiempo.

Mientras que 2004 obtuvo el 56.7% de los votos en 2008 logró el 55.2%.

En 2007 el grupo Arizonenses para la Constitución de los Estados Unidos y la Destitución de Joe Arpaio trató de reunir 200,000 firmas de votantes para forzar una elección especial y destituir al polémico alguacil Arpaio sin éxito.

Parraz explicó que estos nuevos esfuerzos para evitar la reelección de Arpaio se enfocarán en sus acciones y, al igual que hicieron con Pearce, no apoyarán a ningún candidato.

El pasado 8 de noviembre los votantes del distrito 18 en la ciudad de Mesa hicieron historia al destituir al senador estatal Russell Pearce, principal impulsor de la ley SB1070, la primera en criminalizar la presencia de indocumentados en el país.

Desde su implementación el año pasado, la SB1070 ha servido de modelo para que otros estados aprueben medidas aun más severas en contra de la inmigración ilegal.

El grupo Ciudadanos para una Mejor Arizona fue quien recaudó las firmas necesarias para que se llevara a cabo la elección especial.

“Queremos que el alguacil entienda que nosotros como votantes tenemos derechos a cuestionar sus acciones y él tiene que responder”, sostuvo el activista.

Añadió que nuevamente se concentrarán en visitar los vecindarios y hablar con los votantes.

Arpaio también ha sido cuestionado por el trato que reciben los reos de la cárcel conocida como “la ciudad de las carpas”, donde tienen que vestir ropa interior de color rosado y soportar las extremas temperaturas del desierto en tiendas de campaña.

“Nuevamente el voto hispano será muy importante, sobre todo en estos tiempos. Creo que este es un momento histórico en Arizona que comenzó con la destitución de Pearce y que puede seguir con Arpaio”, comentó Parraz.

Por su parte, Arpaio dijo no estar preocupado ni tampoco sentirse intimidado.

“Yo voy a seguir haciendo mi trabajo, nada ha cambiado con Pearce dejando su puesto, mi trabajo es aplicar las leyes y así lo haré”, finalizó.