Calma en seno celeste

'Chaco' Giménez admite que dolió perder en Morelia, pero confía en que remontarán

MÉXICO, D.F. (NTX).- La derrota 1-2 ante Morelia, luego de ir en ventaja y ser alcanzados y superados en el segundo tiempo, dolió, pero no se sienten liquidados para remontar la serie, señaló el mediocampista del Cruz Azul, Christian Giménez.

Al final de la práctica de ayer en La Noria, el argentino habló sobre el revés ante Monarcas, en la ida de los cuartos de final del Torneo Apertura 2011.

“Fue un golpe duro, sabíamos que Morelia es un rival complicado, pero aún quedan 92 o 93 minutos en los que debemos hacernos sentir con la presión de nuestra gente y dentro de la cancha haciendo lo que debemos hacer”, comentó.

Para el pampero no influyó tanto en el resultado la expulsión del defensa Fausto Pinto por insultos al técnico de Monarcas, Tomás Boy, porque ya desde el principio del segundo lapso los celestes no habían funcionado tan bien como en el primer tiempo.

“No, no creo, porque antes de la expulsión de Fausto nosotros tampoco habíamos agarrado la pelota. Sería muy injusto de nuestra parte echarle la culpa al árbitro [Erim Ramírez Ulloa], si somos conscientes de que en el segundo tiempo dejamos que Morelia se nos echara encima, es una la realidad”.

Aunque reconoció que siempre es complicado jugar en un partido, y más en la Liguilla, en inferioridad numérica, el “Chaco” Giménez exculpó al silbante del descalabro.

“Fue un día negativo, fue uno de esos días en que te levantas y analizas todo lo que se hizo. Creo que el primer tiempo fue muy bueno, pero en el segundo les dimos la iniciativa a ellos, no podíamos agarrar la pelota y este equipo se hace fuerte con ella. Morelia nos complicó hasta que sucedió lo de los dos goles, pero aún faltan 90 minutos”, agregó.

Con los celestes necesitados de ganar por un gol en la vuelta el próximo sábado en el Estadio Azul, consideró que ya vivieron una experiencia similar de un mal resultado, por lo que ahora tienen que venir de atrás para salir avantes.

“Lo que estamos viviendo ya se vivió la liguilla pasada. Teníamos una ventaja amplia, mejor que la que tiene Morelia ahora, y nos dieron vuelta, pero aún faltan más de 90 minutos. Morelia es un rival que se merece todo nuestro respeto, pero vamos hacer lo imposible para darle vuelta”, advirtió el “Chaco”.