Las tareas son para aprender

En una reunión reciente de padres, un padre se quejó de que a su niño le tomó sólo quince minutos terminar su tarea. Este padre quería que su niño pasara horas trabajando en su tarea. Mi respuesta a este padre fue, “¿Por qué?” ¿Por qué quería que su niño pasara horas haciendo su tarea? ¿Creía el que era bueno para su niño?

Otros educadores enfrentan la misma presión de parte de padres que quieren cargar a estudiantes con horas y horas de tarea. De hecho, muchos artículos se han escrito sobre cómo los estudiantes estadounidenses sobrecargados de tareas no muestran mejoría en su progreso académico. Aún así los padres continúan exigiendo más tareas. Pienso que desean esto porque los padres creen algunas mentiras terribles.

Mentira #1: Los padres creen que si su niño tiene mucha tarea entonces el niño está aprendiendo más. Un estudiante que hace mal 50 problemas de multiplicación no ha aprendido nada sino cómo multiplicar mal. Un buen profesor puede determinar en cinco problemas de matemáticas si un estudiante entiende los conceptos necesarios.

Mentira #2: Algunos creen que mucha tarea indica una clase rigurosa. En realidad, no toma tiempo o esfuerzo darle un estudiante una tarea que es aburrida y repetidora, que no enseña nada. Un paquete de veinte páginas copiado de un libro no es enseñanza rigurosa ni indica tarea que ha sido preparada cuidadosamente por el profesor para promover el pensamiento crítico en el estudiante.

Mentira # 3: La peor de todas, padres creen que mucha tarea indica que su niño va a una buena escuela. Pocos profesores saben preparar tarea de calidad. Algunos profesores no saben distinguir una tarea buena de una mala. La mayoría de las instituciones que preparan maestros nunca tratan el tema de la tarea. Una buena escuela habrá discutido y habrá determinado el propósito de la tarea y tiene una política escrita. La tarea en una buena escuela proporcionará a estudiantes la oportunidad de aplicar las habilidades que aprendieron durante el día en nuevas e interesantes maneras. La tarea de una buena escuela no debe tomar más de diez minutos por nivel del grado, según lo recomendado por la asociación de la educación nacional (NEA).

A algunos padres no les importa la verdad porque en realidad quieren que la tarea sirva de niñera. Esto es similar a esos padres que usan la televisión o los juegos de vídeo para cuidar a sus niños. Para estos padres, las horas y horas de tarea mantienen a su niño ocupado y no molestando. Y no se sienten culpables porque los niños están haciendo algo que les ayuda a aprender. Vea la mentira número 1. Para esos padres, tengo un solo consejo. Busquen algo que le interese a su niño. El béisbol, fútbol, cantar, bailar, leer, escribir, y ayude a su niño a pasar tiempo en esas actividades. Los preparará mucho mejor para su futuro que la tarea inútil. Y no se olviden, los niños crecen rápido -tomen este tiempo para gozarlos.

Si usted tiene cualquier pregunta, escríbame a

askdrvasthi@ambercharter.org