PR llega a las 1,100 muertes violentas en este año

San Juan/EFE – Puerto Rico bate récords de muertes violentas y supera las 1.100 antes de terminar el año, el más sangriento de la historia de la isla que este fin de semana registró el asesinato de un niño de 4 años de un tiro en la cabeza.

Los tres asesinatos de ayer elevaron a 1.100 las muertes violentas a todavía casi dos semanas para finalizar el año, que será recordado como el peor de la historia de la isla, azotada por una ola criminal que parece no tener fin.

El fin de semana deja además para las estadísticas la muerte del niño Jomar Rivera Rodríguez, de 4 años, fallecido tras recibir un tiro en la cabeza mientras jugaba en un residencial público de Río Piedras, del distrito capitalino de San Juan.

El niño es una nueva víctima de la “guerra” por el control de los puntos de venta de droga que se libra en las calles de Puerto Rico, convertido en los últimos años en parte de la ruta que sigue la cocaína desde Sudamérica a Estados Unidos.

Rivera Rodríguez jugaba con su padrastro, Kenneth Rivera Fontánez, de 21 años, cuando le alcanzaron los tiros dirigidos contra éste, identificado por medios locales como dueño de un punto de venta de droga en ese área de la capital puertorriqueña y que también falleció en el incidente.

La Policía dio a conocer en un informe preliminar que se pudo tratar de un ajuste de cuentas para acabar con Rivera Fontánez, con antecedentes criminales.

La muerte de un niño de tan temprana edad no es la primera que se produce en Puerto Rico en las últimas fechas, ya que el pasado noviembre falleció en un incidente de similares características Jatdiel Nomar Hernández, de 2 años.

El menor murió consecuencia de tres disparos en un tiroteo en el que el objetivo era un individuo presuntamente relacionado con el tráfico de drogas que se encontraba junto al niño y la madre de éste en el residencial El Cemí de Santa Isabel.

Jeremy Machicote Davis, de 11 años, murió en Canóvanas, localidad de la costa noreste, en junio, en otro tiroteo en el que resultaron heridos además otros dos menores de 5 y 17 años.

El sangriento fin de semana dejó también otro asesinato que ha indignado a la opinión pública, el de una pareja fallecida por disparos mientras se encontraba, junto a tres menores de edad, en el interior de su vehículo en la Avenida Los Gobernadores, una de las principales arterias de San Juan.