Nervios por posible corte en cheques de desempleo

Falla del Congreso podría dejar a más de 160,000 neoyorquinos sin ingresos
Nervios por posible corte en cheques de desempleo
Foto: Fotos: Zaira Cortes / EDLP

Nueva York – El mexicano de El Bronx David Fragoso, de 47 años y padre de dos, se encuentra en su quinto mes de subsidio de desempleo tras haber perdido su empleo en construcción. Semanalmente recibe $565 dólares con los que mantiene a su familia.

Fragoso podría ser uno de los 160,300 neoyorquinos sin trabajo que verían desaparecer su cheque de desempleo si el Congreso no llega a un acuerdo antes del 31 de diciembre para mantener la extensión del beneficio que se aprobó el año pasado.

La Cámara de Representantes rechazó el martes una medida aprobada por el Senado para extender la ayuda financiera a personas que han perdido sus empleos a 99 semanas, en lugar de 26.

Si el Congreso no aprueba la extensión del subsidio, Fragoso se quedará sin ingresos al final de enero.

“Sólo espero que no me quiten el dinero. Tengo más gastos de los que pudo pagar. Mi familia necesita la ayuda”, dijo Fragoso.

Fragoso destacó que en 25 años de vivir en la ciudad, ha recurrido en cinco ocasiones al subsidio de desempleo. Agregó que el desempleo no es algo que eligió. Su esposa no trabaja.

“Nos limitamos económicamente. Ahorramos todo lo posible para estirar la ayuda gubernamental. Yo esperaba pedir una extensión del subsidio en 2012, pero no sé qué pasará”, dijo Fragoso.

El puertorriqueño Joselito Espiridión de El Bronx, de 48 años, está en una situación parecida. Solicitó el seguro de desempleo para mantener a su esposa y sus dos hijos de 10 y 12 años cuando perdió su trabajo como cocinero.

“Me sirve para comprar comida, pero a veces no alcanza y nos quedamos con el refrigerador vacío. La renta se lleva toda la ayuda”, dijo Espiridión quien desde la segunda semana de octubre recibe $296 por semana. “Sin la ayuda nos quedaremos en la calle. No he logrado conseguir trabajo y necesito el dinero”, agregó.

Según cifras recientes del Departamento de Trabajo, la tasa de desempleo entre hispanos en el país es del 11.4%, comparada con el 8.6% de la población general. Se estima que unos 2.6 millones de latinos carecen de trabajo.

Espiridión apuntó que el Día de Reyes, sus hijos tal vez no reciban juguetes, pues su ingreso mensual apenas alcanza para cubrir gastos básicos.

Por su lado, el taxista mexicano Francisco Lara dijo que el seguro de desempleo lo ayudó en tiempos difíciles y que lo solicitaría de nuevo de ser necesario.

Acorde a un reporte reticente del Departamento de Trabajo Federal en Washington, se espera que unos 141 mil neoyorquinos recurran al seguro de desempleo en 2012.

“No todos tenemos la fortuna de encontrar un trabajo luego del despido”, subrayó Lara.

El residente de Brooklyn destacó que el Congreso debe pensar en los menos privilegiados.

“El subsidio puso pan en la mesa cuando no tuve un centavo en la bolsa. Por seis meses recibí la ayuda y sólo así pude salvar a mi familia del desamparo”.

El Departamento de Trabajo Federal informó que hasta la fecha existen 297,680 neoyorquinos que han agotado sus beneficios.