Nuevo jefe para protección al consumidor

Nuevo jefe para protección al consumidor
El presidente de EE.UU., Barack Obama (i), saluda al nuevo director de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB), Richard Cordray.
Foto: efe

WASHINGTON, D.C. – ¿Alguna vez le han cobrado más de lo que corresponde o simplemente no entiende los diferentes costos asignados a su tarjeta de crédito? No es el único. Más de 5 mil personas reportaron quejas en 2011, a la nueva Agencia de Protección Financiera del Consumidor (CFPB), que ayer obtuvo un paso significativo, con el nombramiento de su nuevo director.

Incluso ahora, que el Capitolio está en receso, los gestos de lo que será un año de desacuerdos entre demócratas y republicanos, ya comenzaron a adornar el ambiente político en la capital del país.

Ayer, el Presidente Barack Obama, nombró a Richard Cordray, como nuevo director de la controversial agencia, a pesar de que el Senado rechazó su nominación, a finales del año pasado.

“La única razón por la cual los senadores republicanos han bloqueado a Richard es porque no están de acuerdo con la ley que establece esta agencia. Quieren debilitarla. Y eso no tiene ningún sentido”, dijo el mandatario en un discurso realizado desde Ohio.

“No aceptaré un no por respuesta. Cuando el Congreso se niega a actuar y como resultado daña nuestra economía y pone a gente en peligro, tengo una obligación como Presidente de hacer lo que deba hacer sin ellos, para actuar en nombre del pueblo estadounidense”, agregó.

Cuando rechazaron la nominación de Cordray, los republicanos insistieron en la necesidad de implementar una comisión de cinco miembros, en lugar de mantener a un solo director de la agencia, ya que aglutina demasiado poder. Además urgieron por nuevas medidas de mayor vigilancia y transparencia.

Sin embargo, la decisión de Obama ya encendió los ánimos. “Este es un abuso arrogante del poder presidencial. No entiendo por qué el Presidente no está dispuesto a trabajar con el Congreso para adoptar mejoras de sentido común”, declaró el senador John Cornyn (R-TX).

Por el lado más liberal del partido demócrata, el mandatario recibió varios espaldarazos. “Esta acción muestra una vez más que él está listo y dispuesto a luchar por la clase media en este país”, aseguró la senadora Bárbara Boxer (D-CA).

A nivel local, autoridades como el fiscal general de California, Kamala Harris, también mostraron su apoyo a Obama. “He escuchado incontables historias de familias en California que han sido presas de corredores de hipotecas, préstamos del día de pago (payday loans) y colectores de deudas. Estamos en un momento crítico para la clase media en el país y necesitamos una supervisión fuerte con urgencia”, dijo.

La agencia recién fue creada en julio de 2011, luego de la aprobación de la reforma a Wall Street en 2010. La medida reformó el sistema financiero dando más poder a la Reserva Federal, estableciendo mecanismos para desmantelar entidades financieras problemáticas y creando la nueva agencia.

A partir de este punto, ya se han logrado algunos avances, entre ellos, nuevas reglas en el envío de remesas, para que las compañías especifiquen mejor las tarifas de sus servicios y los costos totales tanto del envío como del dinero recibido.

Pero la labor principal de CFPB, será la supervisión de productos financieros como hipotecas y tarjetas de crédito, además de préstamos del día de pago y negocios de adelantos en efectivo.

En este sentido, el nombramiento de ayer, es crucial en el apoyo que necesita la agencia para posicionarse son fuerza. Por ahora, por ejemplo, CFPB ha trabajado en un sistema que organiza y asiste frente a quejas sobre tarjetas de crédito, del cual salió el primer reporte a finales del año pasado.