Dos problemas del mercado laboral

Últimamente muchas familias han tenido que ajustarse a menos horas de trabajo y, por tanto, menos ingresos. Si eso te ha sucedido, tengo varios consejos que podrían ayudarte a sobrellevar este cambio y a beneficiarte de él.

Si has perdido ingresos al trabajar menos horas, ¿no has pensado que también has conseguido es más tiempo libre? Eso te ofrece una oportunidad de averiguar qué más hay disponible para ti en el campo laboral… algo que no pudieras hacer si estás en el trabajo todo el día. ¡Aprovecha al máximo esas horas extra!

Si tienes computadora, visita los sitios confiables que existen en el Internet donde se ofrecen trabajos que puedes realizar desde tu mismo hogar, como tal vez tareas de oficina y computación que se encargan a empleados por cuenta propia. También en línea puedes solicitar la posición que te interese en sitios centrales que atraen mucho tráfico. Usa el teclado de tu computadora para anunciarte. Tus hijos pueden ayudarte a hacerlo.

Ahora que tienes más tiempo, también podría ser un buen momento de limpiar ese garaje y vender lo que no te sirva en ventas de jardín o por subastas en el Internet. Pero asegúrate de seguir las reglas de protección de información personal, como las de no compartir tu número de Seguro Social, cuentas bancarias o número ITIN por teléfono o en correos electrónicos.

Si encuentras un empleo que te interese, ponte en contacto con el Buró de Mejores Negocios y otras organizaciones que te ayudarán a decidir si son confiables. Siempre revisa las reglas de privacidad del sitio de Internet donde te encuentres y si crees que fuiste víctima de fraude, notifícalo inmediatamente a la Comisión Federal de Comercio. La inspiración sale muchas veces de la desesperación… y quién sabe si esta es una buena oportunidad para que encuentres un trabajo que de veras te apasione.

Otra ventaja de un Roth IRA es que si necesitas usar el dinero que depositaste en esa cuenta, puedes sacarlo en cualquier momento sin penalidades ni impuestos. Por lo regular, si estás a un nivel de impuestos de un 28% o menos, te convendrá una cuenta Roth más que un IRA tradicional o hasta un 401(k).