Proyectan aumentos en sector agropecuario

Proyectan aumentos en sector agropecuario
La demada mundial de carne seguirá creciendo, especialmente en los países de ingresos medios y bajos.
Foto: ap

Washington/EFE – La economía global crecerá a un promedio anual del 3,3% en la próxima década y eso garantiza una fuerte demanda y buenos precios de los productos agropecuarios, indicó el Departamento de Agricultura.

La agencia divulgó sus proyecciones agropecuarias para el período 2012-2021, según las cuales “el crecimiento económico de Estados Unidos y mundial refleja un retorno a progresos firmes después de la crisis financiera y la recesión económica globales”.

“Las elevadas tasas de crecimiento en China, India y otros mercados emergentes entre los países en desarrollo sustentan los avances macroeconómicos mundiales”, añadió el documento.

El Gobierno calcula que el crecimiento de la economía de EE.UU. tendrá un promedio anual del 2,5%, y “con un crecimiento más lento en EEUU que en la economía mundial la porción estadounidense del producto bruto global bajará del 26% actual al 24%” hacia el final del período de esta proyección.

Un factor que contribuirá a un crecimiento económico global más robusto en la próxima década, según la proyección del Departamento de Agricultura, será la continuación de la desaceleración en las tasas mundiales de crecimiento de la población.

“El crecimiento de la población global tendrá un promedio del uno por ciento anual, comparado con una tasa anual promedio del 1,2% en la última década”, indicó el estudio.

A lo largo de la próxima década, añadió el Departamento de Agricultura, “se proyecta que el dólar estadounidense seguirá depreciándose, en parte como resultado de un cambio en el balance del comercio”.

“La demanda mundial de carne y las importaciones seguirán creciendo fuertemente, especialmente en muchos países de ingresos medios y bajos”, señaló el documento. “El crecimiento global proyectado del consumo de carne tiene un promedio de más del dos por ciento anual a lo largo de la próxima década”.

Los precios de los principales productos agrícolas -trigo, maíz, soja, arroz y otros granos- bajarán a corto plazo “a medida que la producción global responde a los recientes altos precios”, explicó el Departamento de Agricultura.

“Sin embargo, después de bajas de precio a corto plazo, el crecimiento a largo plazo en la demanda global de productos agropecuarios, combinado con la continuación de la demanda de maíz en EEUU para la obtención de etanol, y la demanda de oleaginosos en la Unión Europea para la obtención de diesel, los precios de estas cosechas llegarán a niveles históricamente altos”.