No abolirán ley a favor de los indocumentados

La ley HB116 entrará en vigor en julio de 2013 si lo autoriza el Congreso federal
Sigue a El Diario NY en Facebook

Denver/EFE – Un comité senatorial de Utah votó por unanimidad a favor de “postergar indefinidamente” el debate de un proyecto de ley que buscaba abolir una ley aprobada en 2011 autorizando la contratación de ciertos inmigrantes indocumentados para que trabajen legalmente en este estado.

Seis senadores estatales del Comité de Servicios Laborales votaron esta semana para diferir el proyecto de ley SB157, patrocinado por el senador Steve Urquhart, republicano, que hubiese abolido la ley HB116, que debe entrar en vigor en julio del 2013, pero sólo si Utah primero recibe la autorización pertinente por parte del Congreso federal.

Al presentar su propuesta, Urquhart expresó que la HB116 “recompensa a las personas que no cumplen con la ley”, por lo que propuso que no solamente se deje sin efecto ese programa de trabajadores temporales, sino que además se implementen medidas para evitar que personas indocumentadas reciban documentos públicos (como licencias de conducir) u otros beneficios.

La SB157 también pedía nuevas sanciones para quienes contratasen a sabiendas a indocumentados y expandía las responsabilidades del grupo de tareas de Utah dedicado a investigar robos de identidad, fraudes, falsificación de documentos, tráfico de personas y otros crímenes asociados con inmigración o con inmigrantes.

Sin embargo, tras 90 minutos de deliberaciones, el comité senatorial rechazó los argumentos de Urquhart. El voto de los senadores prácticamente puso fin a SB157, ya que la única manera de que el tema vuelva al Senado es si dos tercios del comité que la rechazó cambian de opinión y pide un nuevo debate.

“En la sesión del año pasado, la legislatura cometió un error al aprobar HB116. Este (SB157) era un esfuerzo para remediar ese error cometido por este cuerpo legislativo”, expresó Urquhart.

La HB116 aún podría ser abolida, debido a que la Cámara de Representantes de Utah tiene su propio proyecto de ley, la HB300, que pide la cancelación del programa de contratación de trabajadores indocumentados.

La HB300, del representante estatal Chis Herrod, propone crear una serie de “permisos de transición” para que ciertas personas que entraron legalmente al país, pero luego se quedaron más allá del tiempo máximo establecido en su visa, puedan regularizar su situación. Otros indocumentados tendrían un año para abandonar voluntariamente Estados Unidos.

La aprobación de HB300 significaría la abolición de hecho de HB116. El debate de HB300 aún no tiene fecha, pero su análisis fiscal ya fue completado e indica que la implementación de HB300 costaría poco más de $2 millones por año.

Urquhart dijo que los ciudadanos que él representa en el sur de Utah lo impulsaron a buscar la abolición de HB116, y afirmó que esos mismos ciudadanos y sus aliados respaldarán ahora el proyecto HB300 del representante Herrod.