Iglesia llama a reflexión a los hondureños

Tegucigalpa/EFE – El sacerdote de la Archidiócesis de Tegucigalpa, Carlos Magno, llamó ayer al pueblo hondureño a la “reflexión” ante las tragedias provocadas por un incendio que el martes causó 358 muertos en una cárcel del centro del país y otro que el sábado arrasó con tres mercados de la capital.

“Estos acontecimientos deben hacernos reflexionar y permitir que Dios haga algo nuevo en nosotros”, dijo Magno en la homilía dominical oficiada en la catedral de Tegucigalpa.

El religioso lamentó el incendio que se registró en la Granja Penal de Comayagua, que hasta ahora ha dejado 358 muertos, incluida una mujer que visitaba a su esposo en la prisión.

Mientras tanto, la identificación de los 358 fallecidos en el incendio de la cárcel transcurre a paso lento cumplidos ayer cinco días después del siniestro, sin que además se conozcan aún las causas que lo originaron.

El último recuento del Ministerio Público, difundido ayer en un comunicado, señala que se mantiene la cifra de 358 muertos, incluida una mujer que visitaba a su marido, mientras que los identificados suman 38 del total de 103 autopsias practicadas hasta el momento.

Al menos cinco de los diez reos ingresados en el Hospital Escuela de Tegucigalpa murieron entre el miércoles y ayer, mientras que uno se encuentra en situación “crítica” y otros tres “estables”, según fuentes del mismo nosocomio.

De los 38 cadáveres identificados, al menos 19 habían sido entregados a sus familiares hasta primeras horas de este domingo, según el comunicado del organismo judicial.