Niegan que inmigrantes hayan votado en elecciones de Colorado

Miembros del partido republicano en aquel estado muestran versiones contradictorias sobre los presuntos votantes irregulares
Niegan que inmigrantes hayan votado en elecciones de Colorado
Foto: Archivo

Denver, 8 de marzo.- Funcionarios de varios condados de Colorado negaron hoy que miles de inmigrantes hayan sido registrados para votar o hayan votado en las elecciones recientes, contradiciendo declaraciones de Scott Gessler, el secretario de estado local.

Durante un discurso el mes pasado en una reunión del Partido Republicano (al que pertenece), Gessler indicó que unos “150 no ciudadanos” habían sido “erróneamente registrados” para votar antes de que él asumiese su puesto a principios del 2011.

En su primer año de gestiones, dijo Gessler, se detectaron otros 400 “no ciudadanos” en los padrones electorales de Colorado, “lo que claramente indica un problema más amplio y más serio”.

Esta semana, en declaraciones a medios en el oeste de Colorado, Gessler afirmó que esos inmigrantes no solamente se habían registrado para votar, sino de que habían efectivamente votado.

Según su secretaría, va a realizar un estudio para “poner en evidencia que el problema sí existe en Colorado”.

Gessler también citó un reporte preparado en el 2011 por el Departamento de Impuestos de Colorado, con información de la base de datos de licencias de conducir a cargo de esa repartición, que indica que existe “casi la certeza” de que 106 inmigrantes se inscribieron para votar, y que “quizá hasta 11, 805 otras personas” estén en esa misma situación.

El mismo reporte afirma que hasta 4,000 extranjeros no naturalizados podrían haber votado en las elecciones de noviembre del 2010.

“Realmente no tengo idea de lo que él (Gessler) está hablando”, declaró a los medios locales Sheila Reiner, republicana y secretaria de registros del condado Mesa.

Reiner puntualizó que “ya hace casi un año desde que (Gessler) mencionó el tema por primera vez, pero la oficina de Gessler no ha provisto detalles”.

“Le pedí las listas (de inmigrantes erróneamente empadronados) la primera vez que escuché las denuncias, pero no he recibido ninguna información”, dijo Reiner.

Gessler había dicho que cientos de no ciudadanos completaron los formularios correspondientes para ser removidos de la lista de votantes empadronados. Pero, según Reiner, las personas piden ser removidas no por no ser ciudadanos, sino porque “no les gusta la política en general” y no quieren ser parte de ese proceso.

Por su parte, Karen Long, secretaria de registros del Condado Adams, especificó que “no hay nada (en el formulario para darse de baja como votantes) que permite indicar que uno no es ciudadano”.

“El formulario no pide razones para justificar la remoción. Pide el nombre, la identificación y el seguro social. Eso es todo. Si alguien quiere que se lo quite de la lista es porque quizá se muda a otro estado”, afirmó.

Estelle Rogers, directora de Proyecto Voto, aseveró que con 3,7 millones de votantes, pueden esperar errores en unos cuantos cientos de nombres, sin que eso signifique que se trate de extranjeros no autorizados a votar.