Boricuas se sienten ofendidos por polémicas fotos

Oficiales estatales de NJ exponen una bandera de PR en medio de droga

Boricuas se sienten ofendidos por polémicas fotos
La policía de Nueva Jersey ya ha iniciado investigaciones hacia quien resulte responsable de las "irrespetuosas" imágenes.
Foto: AP

NUEVA JERSEY – Las fotos donde aparecen policías estatales de Nueva Jersey con un alijo de drogas y ondeando la bandera de Puerto Rico ha causado malestar en la comunidad boricua.

Wilfredo Caraballo, profesor de leyes de la Universidad Seton Hall, catalogó las imágenes como una “bofetada” para la comunidad puertorriqueña, “un insulto desde cualquier punto de vista”, explicando que, independientemente de si las fotos son de tipo oficial o personal “no existe justificativo”.

Caraballo indicó que deben existir “reglas” -para los uniformados- por las cuales se les prohíba mostrar algún tipo de etnicidad y menos “en el contexto en el que se está ondeando la bandera, por lo que esperamos que los sancionen”.

Pese a que las imágenes corresponden a una redada realizada en 2009 durante un decomiso en Camden, las controversiales fotos fueron hechas públicas el jueves pasado y muestran a un grupo de cinco uniformados –detrás de una mesa en la que se exhiben drogas y armas de un decomiso- de entre los cuales uno de ellos, sostiene en una de sus manos la bandera puertorriqueña.

Lidia Valencia, presidente del Congreso Boricua, dijo que las fotos le resultaron “ofensivas y una burla”. Afirmó que el Coronel Rick Fuentes, director en jefe del Departamento de la Policía Estatal, le aseguró que una vez se finalicen las investigaciones y se determine si existió alguna violación, se aplicaría una sanción para los uniformados, especialmente para el que sostenía la bandera.

“No hay justificativo, inclusive si la bandera hubiera sido encontrada en el lugar (de la redada), por qué no dejarla sobre la mesa como evidencia, en lugar de sostenerla en la mano”, dijo Valencia.

Agregó que “por ahora esperaremos hasta que concluya la investigación y se vean que medidas se tomarán en contra de los uniformados”.

Por su lado, el Teniente Stephen Jones, vocero de la Policía estatal, expresó: “Las imágenes fueron remitidas a la Oficina de Estándares Profesionales de la uniformada, para determinar los hechos y circunstancias relacionadas a su contenido”.

El portavoz agregó que la Uniformada de Nueva Jersey es “sensible a las preocupaciones de las comunidades a las que sirve y lamenta cualquier ofensa que hayan causado las imágenes”.