Arrancó la inauguración del estadio de Marlins

Todo lo que pudo decir el comisionado Bud Selig sobre el nuevo estadio de los Marlins fue: "wow".
Arrancó la inauguración del estadio de Marlins
En estos momentos los campeones Cardenales imponen su prosapia sobre los Marlins.
Foto: AP

MIAMI (AP) ” El comisionado Selig ofreció una elocuente y precisa descripción del nuevo coloso de Miami:

“Todo lo que puedo decir es, Wow”, comentó.

Su comentario vino 90 minutos antes del primer lanzamiento del juego inaugural de la temporada de los Marlins contra los campeones de la Serie Mundial, los Cardenales de San Luis.

El techo retráctil del estadio, del cual se espera estar cerrado en todos los juegos con excepción de 10, fue abierto 30 minutos antes del comienzo. Cuando los Marlins entraron al diamante, cada jugador fue acompañado de una chica vestida como animadora latina.

El invitado sorpresa lanzando el primer saque ceremonial: el ex campeón peso completo Mohamed Alí. El púgil salió por detrás de la puerta del centro de la cancha en un carrito al lado del propietario del equipo Jeffrey Loria, y cuando se detuvieron junto al montículo, el shortstop de los Marlins, Hanley Ramírez, gentilmente tomó la pelota de la mano derecha de Alí.

Unos minutos después, Carlos Beltrán de los Cardenales obtuvo el primer hit. Momentos después, el MVP de la Serie Mundial, David Freese, abrió el marcador con un sencillo de dos carreras.

Selig cabildeó por años en apoyo a la campaña de Loria por el estadio. Hubo una oposición local considerable al proyecto de $634 millones de dólares, el cual fue financiado básicamente con recursos de los contribuyentes, pero Selig predijo que los críticos al final acabarían satisfechos.

“Visto lo que ha ocurrido aquí, este es un día muy especial”, dijo. “En cinco años no encontrarás a nadie en contra de esto. Se pueden debatir las ventajas económicas, pero los estadios nuevos tienen un enorme valor sociológico. Hacen de una ciudad un lugar mejor para vivir”.

Selig también es optimista sobre el futuro de los Marlins en el largo plazo.

“Tienen potencial que nunca antes han tenido”, dijo.

El nuevo mánager Ozzie Guillén dijo que la afluencia de aficionados al nuevo estadio dependerá del equipo.

“Para mantener a la gente emocionada, debemos ganar partidos” comentó Guillén. “Así es como mantienes el furor en cualquier ciudad, en cualquier estadio”.

Sin importar los registros del equipo, el techo del estadio debería hacer el beísbol más atractivo en el sur de la Florida. El clima húmedo y la amenaza frecuente de lluvia hacía del beísbol al aire libre algo difícil de vernder, Loria expresó.